Turismo espacial

Un desconocido paga 28 millones de dólares para viajar al espacio con Jeff Bezos

  • El próximo 20 de julio la aeronave de Blue Origin saldrá de la atmósfera en la primera expedición tripulada de la compañía, que durará 11 minutos

Un desconocido paga 28 millones de dólares para viajar al espacio con Jeff Bezos
2
Se lee en minutos
Carles Planas Bou
Carles Planas Bou

Periodista

ver +

Hasta 28 millones de dólares. Este es el precio que un postor desconocido ha pagado para formar parte del primer viaje tripulado al espacio de Blue Origin y salir de la atmósfera al lado del multimillonario Jeff Bezos, fundador de Amazon y de la propia compañía espacial.

El pasado sábado se puso en marcha una subasta para determinar quien acompañaría a Bezos y a su hermano Mark. Según explicó Blue Origin, hasta 7.600 personas de 159 países de todo el mundo participaron en una puja que se cerró en casi 23,1 millones de euros. El nombre del ganador, que por ahora sigue siendo una incógnita se desvelará en los próximos días. Otra cuarta persona formará parte de esa lujosa tripulación.

Boleto al espacio

El próximo 20 de julio la aeronave New Shepard de Blue Origin despegará para realizar el primer viaje de astronauta privado al espacio, abriendo la veda a un exclusivo turismo espacial que puede crecer en la próxima década. A un precio más reducido, pues se calcula que en un futuro cercano los boletos espaciales tengan un coste de alrededor del medio millón de dólares. La fecha de la misión no es baladí, pues se cumplirá el 52 aniversario de la llegada a la Luna del Apollo 11.

Sin embargo, la expedición será limitada. Así pues, la nave no viajará a la Luna o se alejará de la Tierra, sino que se elevará unos 100 kilómetros para superar el límite de la atmósfera, donde empieza el llamado espacio exterior y termina la gravedad. Se espera que la misión dure unos once minutos. Eso hace que el coste del minuto sea aproximadamente de 2,54 millones de dólares, eso es, más de 1,69 millones de euros.

El ganado de esa puja recibirá dos días de entrenamiento para prepararse para ese salto a la ingravidez y en su contracto de viaje figura la cláusula de que no desvelará datos privados del mismo. Esos 28 millones de dólares serán gestionados por la fundación de Blue Origin que investiga "el futuro de la vida en el espacio" y que busca promover las carreras de ciencias, matemáticas, tecnología e ingeniería entre las nuevas generaciones.

Privatizar el cielo

El próximo 5 de julio, Bezos dejará de ser el director ejecutivo de Amazon, compañía que fundó y lideró hasta convertirla en el gran gigante del comercio electrónico mundial. Bezos, que se ha servido de mecanismos legales para esquivar el pago de impuestos sobre la renta en dos ocasiones, se dedicará entonces a Blue Origin. Creada el año 2000, la empresa pretende normalizar los viajes en cohete, tanto las misiones oficiales de Estados Unidos como el turismo privado.

Noticias relacionadas

La compañía no será la única que busque acelerar los viajes al espacio, un turismo reservado solo para las élites económicas del planeta. El padre de Tesla, Elon Musk, está haciendo lo mismo con SpaceX, que ya tiene planeado un viaje a la Luna para 2023. En esta ocasión los tripulantes serán el multimillonario japonés Yusaku Maezawa y ocho acompañantes.

Esa privatización del cielo ha inquietado a múltiples expertos que señalan los riesgos que la colonización exterior de los gurús de Silicon Valley puede suponer para el estudio de lo que sucede más allá de la Tierra.