Hasta las 3.30

Catalunya reabrirá las discotecas y los bares musicales el día 21 de junio

Los clientes deberán llevar la mascarilla, incluso en la pista de baile, donde no se podrá consumir

Unos jóvenes beben en la playa, frente a una zona de discotecas, en Barcelona.

Unos jóvenes beben en la playa, frente a una zona de discotecas, en Barcelona. / MANU MITRU

Se lee en minutos
Patricia Castán
Patricia Castán

Periodista

ver +

Después de cerca de 15 meses con las puertas cerradas, las discotecas, las salas de baile y los bares musicales podrán reabrir a partir el 21 de junio, antes de Sant Joan. Así se lo han anunciado representantes de Salut e Interior a las patronales del ocio nocturno catalán en una reunión este viernes, de cara a la luz verde del Procicat la próxima semana. Este ha sido durante la pandemia el sector económico más perjudicado y que en las últimas semanas había insistido en acelerar la vuelta a la actividad para frenar las fiestas sin control y botellones que se producen desde que se suprimió el toque de queda.

El horario será hasta las 3.30 horas para las discotecas y similares, más treinta minutos de desalojo, mientras que los bares musicales tendrán ese horario los fines de semana, pero cerrarán a las 3.00 horas entre semana. De momento y tal y como se publicará oficialmente la víspera, a partir de las 00.00 horas del 21 de junio se establecerá un aforo del 50% en el interior y un 100 % en el exterior, que periódicamente se irá revisando.

Según se ha comunicado a las asociaciones del ocio nocturno, los clientes deberán llevar la mascarilla, incluso en la pista de baile, donde no hará falta mantener distancia de seguridad pero no se podrá consumir. Solo se podrá beber algo en las mesas, que en el interior podrán estar ocupadas por grupos de como máximo seis personas, y en el exterior podrán ser de hasta 10. En las discotecas o salas de fiesta, si el aforo es de más de 500 personas serán necesario perimetrar la pista de baile con puntos de entrada y salida controlados para evitar aglomeraciones.

Por otro lado, se han acordado otras medidas referentes a la desinfección del local y la instalación necesaria de sistema de ventilación forzada. Habrá también registro manual de asistentes, y sistema de venta anticipada de entradas telemáticamente para establecimientos para más de 500 personas.

Satisfacción y prisa

Ramon Mas, presidente del Gremi d'Empresaris de Discoteques de Barcelona y Província, ha enfatizado tras la reunión con Salut que el interior de los locales que solo tengan mesas se quedarán de facto con un aforo del 25 o 30% para mantener las distancias. No obstante, ha valorado "positivamente" el acuerdo como un primer paso para poder abrir, ya que las normas se revisarán cada 15 días para poder ir flexibilizando las condiciones en la medida en que la situación epidemiológica y de vacunación mejore. También existe el compromiso de que la restauración siga abriendo hasta la 1.00 horas, ha destacado.

Desde la patronal Fecalon, Fernando Martínez ha explicado que pese a las peticiones del sector no se prevén más pruebas pilotos ni medidas de control como test de antígenos. La entidad agradece el paso adelante, pero alerta de que el horario puede entrañar problemas para los jóvenes que necesiten transporte público para volver a casa si este no esta habilitado consecuentemente. También advierte de que no significa la reapertura total del ocio nocturno, dado que muchas discotecas pueden considerar que esta franja no les sea rentable, ya que en condiciones normales estos establecimientos no se ambientan hasta entrada la madrugada.

Quim Boadas desde la Fecasarm ha considerado histórica la decisión que permite reactivar el sector, pero ha reivindicado que se avance la reapertura para evitar dos fines de semana más de botellón y la tensión de convivencia que ello genera. La legalidad "generará actividad segura", ha insistido. Este colectivo también ha propuesto que los locales que hagan test o trazabilidad mediante QR de forma anónima puedan disfrutar de más horario y aforo.

La decisión en Catalunya llega después de que el Consejo Interterritorial de la Sanidad Pública hubiera trasladado a las comunidades autónomas la última palabra sobre la desescalada en el sector. Eso suponía que ya la Generalitat podía determinar horarios y criterios.

En Madrid, la semana del 21 de junio

También avanza la apertura del ocio en Madrid. La comunidad espera poder abrir el ocio nocturno progresivamente a partir de la semana del 21 de junio "si todo va bien", según ha adelantado este viernes en rueda de prensa el viceconsejero de Salud Pública y Plan-Covid-19 de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero.

Noticias relacionadas

Así, ha explicado que el próximo lunes tienen una nueva reunión con el sector después de que este les haya hecho llegar su propuesta de protocolo de actuación y esperan que si la situación de Madrid "es la que es" y mantiene la "tendencia a la mejoría" se establezcan unos criterios de apertura para el ocio nocturno.

En esta línea, ha expresado que "si todo va bien" la siguiente semana se podría plantear su apertura y modificar las normas actuales para iniciar esta actividad en la Comunidad de Madrid y en la reunión acordarán "los pasos a seguir"