Derechos humanos

Denuncian que CIE de Zona Franca deniega las visitas por el covid-19

  • Según varias entidades que visitan y apoyan las personas que están allí encerradas, solo el centro de Madrid permite entradas

  • "Los internos sufren un sobreaislamiento", asegura un abogado que recuerda que las cárceles sí permiten las visitas

El CIE de Zona Franca de Barcelona.

El CIE de Zona Franca de Barcelona. / RICARD CUGAT

2
Se lee en minutos
El Periódico

El Servicio Jesuita a Migrantes (SJM) ha denunciado este lunes que el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de la Zona Franca de Barcelona ha denegado el acceso de sus voluntarios y de familiares por "motivos sanitarios", desde septiembre de 2020, cuando el centro retomó su actividad tras estar meses cerrado por la primera ola de COVID. Lo han dicho en una rueda de prensa sobre el informe anual de su trabajo de acompañamiento en este centro más que polémico, dónde las personas migrantes son encerradas antes de ser retornadas a su país de origen.

El SJM, la fundación Migra Studium y la entidad Pueblos Unidos, trabajan para ayudar a las personas que son encerradas en los CIE y observar el cumplimiento de derechos en esos centros. Su informe anual sobre la situación de los CIE en España recoge que antes de la pandemia de covid-19 sus equipos visitaban estos centros de Madrid, Barcelona, Valencia y Algeciras-Tarifa, pero que, después de su reapertura, sólo el de Madrid ha permitido el acceso.

Situaciones de impunidad

El abogado de Migra Studium y coautor del informe de SJM, Josetxo Ordóñez, ha recordado que en las cárceles catalanas sí que existen protocolos amplios de visita, incluso la posibilidad de hacer vis a vis, y que por ello "no se dan las razones objetivas para negar entradas al CIE de Barcelona". Ordóñez ha asegurado que los internos en el CIE de Zona Franca sufren de "sobreaislamiento" al no tener contacto con personas del exterior, y que eso "puede generar situaciones de impunidad frente a posibles malos tratos" porque "no hay nadie que vigile lo que está pasando dentro".

Los CIE de España estuvieron en 2020 vacíos durante 200 días, entre el 19 de marzo (cinco días después del establecimiento del confinamiento generalizado) y el 5 de octubre, por la imposibilidad de ejecutar las devoluciones y expulsiones de personas al estar cerradas la mayoría de las fronteras estatales. Según los datos del Ministerio de Interior recogidas por el SJM, el 46,72 % de personas internadas en CIE españoles en 2020 fueron puestas en libertad después de estar internados durante semanas.

Sin rastro de los menores

Noticias relacionadas

La coordinadora del SJM y directora de Migra Studium, Mari Carmen de la Fuente, se ha referido al caso específico de los menores de edad que, en su caso, sufren el agravio de los procesos de determinación de edad. Según De la Fuente, por ejemplo, antes de marzo del 2020, el director del CIE de Zona Franca avisó de la presencia de cinco personas con "claros signos físicos de ser menores", pero, cuando las entidades empezaron a mirar pruebas de edad, los supuestos menores ya habían sido expulsados de España.

La representante de Pueblos Unidos, Ana Bosch Nocea, ha denunciado asimismo la opacidad del Ministerio de Interior en aportar los datos de los CIE: "Cada año nos encontramos con que el Gobierno de España persiste en la opacidad de aportar datos de los centros de internamiento".