La crisis migratoria se agrava con la llegada de una decena de pateras

  • Más de 200 migrantes llegan en varios cayucos a Canarias, Baleares, Alicante y Andalucía durante el fin de semana

  • Ceuta identifican a 920 menores de los que entraron hace dos semanas y muestran preocupación por la expansión del covid

Emigrantes rescatados al nordeste de Fuerteventura.

Emigrantes rescatados al nordeste de Fuerteventura. / EFE / CARLOS DE SAÁ

3
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +

La crisis migratoria continúa en España. Tras las dramáticas imágenes que se vieron en Ceuta hace casi dos semanas con la entrada en territorio español de casi 10.000 personas –muchos de ellas niños sin acompañamiento-, continúa la llegada constante de migrantes en patera tanto a la península como a las Islas Canarias y Baleares. En las últimas 48 horas, más de 200 personas –entre ellos, varios menores y mujeres embarazadas- alcanzaron suelo español en distintos puntos y, además, algunas de las embarcaciones tuvieron que ser rescatadas por Salvamento Marítimo.

Las penosas condiciones de vida en algunos países africanos han impulsado durante este fin de semana a decenas de personas a echarse al mar en busca de un futuro mejor. Las Islas Canarias, uno de los escenarios habituales de esta situación, recibieron a lo largo de los últimos dos días a 85 personas que llegaron en tres pateras diferentes. Durante la tarde del sábado, Salvamento Marítimo interceptó una de estas embarcaciones con 41 subsaharianos a bordo (22 hombres, 15 mujeres –tres de ellas embarazadas- y 4 menores –dos de ellos bebes). Los migrantes fueron trasladados hasta el puerto de Arguineguín, en el municipio de Mogán, donde se les dio asistencia médica.  

Durante el domingo, Salvamento Marítimo tuvo que hacer frente a otros dos tareas de rescate. La primera de ellas fue una patera localizada frente a Lanzarote en la que viajaban 24 magrebís, la gran mayoría hombres. Todos ellos fueron trasladados hasta el puerto de Arrecife. En paralelo, se inició otra operación para asistir a cerca de una treintena de personas que había alcanzado el islote de Alegranza, al norte de Lanzarote.

Operaciones nocturnas

Las Islas Baleares se convirtieron en el segundo punto al que más migrantes llegaron a lo largo del fin de semana. Tras un viaje más largo y peligro, más de cincuenta personal alcanzaron la isla de Mallorca en cuatro embarcaciones diferentes. A lo largo de la madrugada del sábado al domingo, la Guardia Civil y Salvamento Marítimo interceptaron tres cayucos en aguas de Cabrera, un pequeño archipiélago al sur de Mallorca. Durante la noche, los 44 hombres que iban a bordo –dos embarcaciones con 15 persona y la última con 14- fueron trasladados hasta la capital balear.

Además, este domingo, la Guardia Civil detectó una cuarta patera que había alcanzado tierra en la playa de Es Caragol, cerca de la localidad de Ses Salines. Ocho personas fueron detenidas en ese momento y posteriormente la Guardia Civil arrestó a otros siete hombres que según se sospecha habían llegado a suelo mallorquín en la misma embarcación.

Llegar a la península

También durante la madrugada del domingo, fueron detectadas tres barcas ante la costa de Alicante, el tercer epicentro de la crisis migratoria durante este fin de semana. Dos de ellas, en las que viajaban 14 hombres y una mujer de origen argelino, fueron localizadas en la cala de L’Aljub, a escasos cinco kilómetros de la localidad de Santa Pola. La tercera fue interceptada ante la costa de Benidorm, con 12 varones argelinos. Todos ellos fueron trasladados al puerto de Alicante para ser atendidos y realizarles la prueba de detección del coronavirus.

A esto se suma el rescate de otros cuatro marroquís este sábado, todos ellos mayores de edad, que navegaban en una pequeña embarcación neumática de 2,5 metros de eslora y que fueron localizados al suroeste de Almuñécar (Granada) y trasladados a Motril. También cruzando el estrecho de Gibraltar, Salvamento Marítimo socorrió este domingo a cinco magrebís que intentaban alcanzar territorio español y los llevó hasta el puerto de Algeciras.

Buscando la normalidad

Noticias relacionadas

La llegada de estos más de 200 migrantes a territorio español se suma a la situación que se está viviendo en Ceuta desde el pasado 17 de mayo empezaron a entrar miles de marroquís a nado o bordeando a pie los dos espigones fronterizos con el reino alauí. Tras los primeros días de caos y confusión se sigue trabajando para recuperar la normalidad. El Gobierno ceutí aseguró que ya ha conseguido identificar, gracias al trabajo de la Policía Nacional, a cerca de 920 menores de los casi 3.000 que entraron en España sin acompañamiento familiar.   

No obstante, las autoridades sanitarias de la ciudad autónoma se encuentran preocupadas por las consecuencias que puede tener esta llegada masiva en la expansión del coronavirus. En un informe del Servicio de Medicina Preventiva del Hospital Universitario de Ceuta se apunta a la "incertidumbre" que puede causar esta situación en la evolución de la pandemia. Este domingo, se detectaron 27 casos positivos nuevos, lo que hace ascender la cifra hasta los 69.