Jornada de huelga

Unos 700 universitarios se manifiestan en Barcelona contra la crisis educativa

Manifestación de estudiantes universitarios durante la jornada de huelga del 13 de mayo contra la crisis educativa.

Manifestación de estudiantes universitarios durante la jornada de huelga del 13 de mayo contra la crisis educativa. / RICARD CUGAT

3
Se lee en minutos

Unos 700 estudiantes se han manifestado este jueves por el centro de Barcelona en el marco de la jornada de huelga convocada en las universidades y en secundaria. Los alumnos han salido de la plaza de Universitat de Barcelona pasado el mediodía y tenían previsto llegar al Parlament. La huelga se enmarca en la campaña para que los rectores firmen el 'Compromiso contra la crisis educativa', donde piden la equiparación de precios de másteres y grados y grados entre sí, la remuneración obligatoria de las prácticas y apoyo para la absolución de todos los encausados para defender la universidad pública, entre otros. Posteriormente tenían prevista una reunión con los rectores para avanzar en la negociación para la firma del documento pero se ha pospuesto al lunes.

Los universitarios -500 según la Guardia Urbana- han marchado sin incidencias proclamando consignas como 'Universidad, pública y de calidad', 'Rectores, firmen el compromiso' y 'No, no, a la privatización'. Al llegar a la sede de Foment del Treball, en la Via Laietana, han tirado pintura y han encendido botes de humo. La huelga es una medida de presión para conseguir que los rectores firmen el compromiso, que también reclama protocolos feministas efectivos y la revisión de los planes docentes. Antes de arrancar la marcha han partido de la Diagonal en una columna, con lo cual se han cortado diversas calles del centro, como Urgell y Muntaner, lo que ha ocasionado desvíos de buses.

Encierro en la UB

Las asambleas de facultad impulsaron este documento a mediados de abril e iniciaron una serie de protestas. Entre ellas, cortaron la Diagonal para reclamar al rector la aceptación de estos ítems y días más tarde ocuparon durante unos días el Rectorado de la Universitat de Barcelona (UB).

Entonces se produjo un primer encuentro con los rectores que acabó con el levantamiento del encierro y el inicio de una negociación.

La portavoz del Sindicato d'Estudiants del Països Catalans (SEPC), Anna Clua, ha explicado que se han dado unos días más de negociación ante las discrepancias para llegar a acuerdos especialmente en dos puntos. Según ella, estas discrepancias son tanto entre los rectores como entre los rectores y ellos. El primer punto de conflicto es la demanda de establecer la obligatoriedad de que las prácticas sean remuneradas. Clua ha asegurado que el objetivo es "acabar con el trabajo gratuito" y que así lo seguirán defendiendo. En segundo lugar, no acaban de llegar a un acuerdo sobre el apoyo a la absolución de los encausados ya que los universitarios reclaman un posicionamiento claro para casos concretos.

Crisis sanitaria

Noticias relacionadas

Desde el sindicato AEP, Dana Sánchez lamenta que la crisis sanitaria ha "agravado más" la crisis tanto en las universidades como en los institutos. En este sentido, ha criticado que no se haya vuelto a la presencialidad. "Se nos ha sido ignorando durante todo este año de pandemia, las estudiantes no han vuelto a la universidad, no es normal", ha manifestado.

La portavoz ha afirmado que esta docencia en línea hace que el estudiante también sufra psicológicamente: "Nos critican como jóvenes, dicen que salimos de fiesta, cuando estamos todo el día encerrados en casa haciendo clases por la mañana y trabajo por la tarde". En una línea similar, la portavoz de la Coordinadora de Asambleas Interuniversitarias (CAI), Berta Navarrete, ha hecho una valoración negativa del curso y ha considerado que debería haberse volver a la presencialidad plena. Ha exigido una universidad "pública, de calidad, accesible, feminista y en catalán" y ha pedido al futuro Govern "que revierta los recortes y una financiación pública". "Que escuchen nuestras demandas", ha pedido.