Más de 200 víctimas

Los Mossos y la policía inglesa recuperan 6 millones de euros de un fraude piramidal

La estafa asciende a más de 15 millones de euros y el acusado se encuentra en prisión provisional desde el 2019

Material de la policía de los Mossos d’Esquadra.

Material de la policía de los Mossos d’Esquadra. / MOSSOS D ESQUADRA

Se lee en minutos

Los Mossos la policía inglesa de la región de West Yorkshire han llevado a cabo una investigación, coordinada a través de Europol, que ha permitido recuperar 6 millones de euros que se destinarán a las víctimas en España de un fraude piramidal con más de doscientos afectados.

Según informa la policía de la Generalitat, la estafa asciende a más de 15 millones de euros y el acusado se encuentra en prisión provisional desde el 2019, pero había una opción de rescatar parte del dinero en la que se ha trabajado hasta ahora.

El detenido es un supuesto bróker de Girona que, desde el Reino Unido, ofrecía rentabilidades elevadas a sus inversores y que, en los años previos a su encarcelamiento, residía en aquel país.

En declaraciones a Efe, el jefe del Área Central de Delitos Económicos de los Mossos, el subinspector Jose Merino, ha informado de que el investigado ofrecía a sus víctimas un 3 % de rentabilidad mensual por invertir en empresas que cotizaban en bolsa, y tras firmar el contrato y obtener el dinero de los afectados, lo transfería a sus cuentas personales del Reino Unido.

De las más de 200 víctimas de esta estafa piramidal, explica Merino, el grueso reside en Catalunya, muchas de ellas en la demarcación de Girona, y el resto en otras provincias españolas.

En un primer momento, relata el subinspector, las víctimas eran familiares o conocidos del detenido que estaban afincados en el "área de influencia" de éste, en Girona, y que decidieron invertir en estas empresas en bolsa por la confianza que les transmitía el estafador por sus credenciales y su "éxito" como presunto bróker en el Reino Unido, y que éste acometía como una "puesta en escena" para estafar.

El boca a boca

Después, comenzó a funcionar el "boca a boca" con el que nuevas víctimas cayeron en esta estafa piramidal, detalla Merino.

En el marco de ese trabajo conjunto coordinado por Europol, la policía catalana supo que las autoridades de West Yorkshire también investigaban a esta persona desde hacía meses por hechos similares, por lo que ambos cuerpos se reunieron en La Haya para planificar todo el trabajo.

Los Mossos d'Esquadra asumieron la dirección de las actuaciones, ya que se había abierto un procedimiento en Girona, pero siempre en colaboración con los agentes del Reino Unido, donde se habían intervenido fondos y bienes.

Las autoridades británicas abrieron entonces esa vía para recabar dinero para las víctimas, consistente en imponer sanciones relacionadas con los gastos de millones de euros que el presunto estafador realizó en juegos de azar, apuestas y casinos en aquel país.

El dinero, difícil de recuperar

La Comisión del Juego del Reino Unido investigó a diferentes operadores y empresas de ese sector por si habían infringido la normativa, lo que permitiría destinar el importe de las multas a los afectados.

Después de más de dos años y una vez impuestas esas sanciones económicas por diferentes irregularidades cometidas, la policía de West Yorkshire ha transferido a las autoridades judiciales españolas más de 6 millones de euros.

El subinspector ha puesto en valor que la "parte más atípica" radica en la investigación paralela llevada a cabo en el Reino Unido, porque en esos tipos de estafa es "muy difícil" recuperar el dinero, pero que gracias a las sanciones a los casinos y casas de juegos se ha podido recuperar 6 de los 15 millones de euros, es decir, un 40% aproximadamente del dinero estafado.

"Es factible pensar que cada víctima pueda recuperar un 40 % aproximadamente" del dinero, ha dicho Merino.

Noticias relacionadas

Merino ha concretado que la investigación comenzó a principios de 2019 a raíz de una denuncia por la desaparición del investigado, si bien las primeras investigaciones revelaron que no se trataba de una persona desaparecida, sino que se hallaba huida por esta estafa piramidal, y que concluyó con su detención en la primavera de 2019.

El juzgado de Girona, que instruye la causa, decretó una de las fianzas más altas dictadas en esta provincia, de 3 millones de euros, y desde entonces el acusado se encuentra en prisión provisional a la espera de juicio.