Riesgo de contagios

Fernando Simón advierte de un posible pico tras las 'verbenas' del sábado

  • “Siempre hay gente que no pertenece al grupo de los sensatos”, critica el portavoz técnico del Gobierno en la pandemia

Fernando Simón comparece ante los medios, esta tarde en Madrid.

Fernando Simón comparece ante los medios, esta tarde en Madrid. / J. Hellín /Europa Press

4
Se lee en minutos
Olga Pereda
Olga Pereda

Periodista

Especialista en educación y crianza

Escribe desde Madrid

ver +

Fernando Simón no acostumbra a ver mucho la televisión. Este fin de semana lo hizo. Las imágenes del desmadre alcohólico y festivo en muchas ciudades como Barcelona, Madrid, Sevilla y Bilbao a cuenta del fin del estado de alarma después de seis meses le decepcionaron y le entristecieron. “Siempre hay gente que no pertenece al grupo de los sensatos”, criticó el portavoz técnico del Gobierno en la pandemia tras subrayar que la mayoría de los “no sensatos” que celebraron de manera tan peligrosa la ausencia de toque de queda nocturno eran jóvenes, un sector de la población que no está vacunado y que, por lo tanto, corre riesgo de enfermar. 

Simón advirtió de la actitud irresponsable de esas multitudes que coreaban sin mascarilla “hemos venido a emborracharnos y el resultado nos da igual” no saldrán gratis en términos sanitarios. “Hace unos días hubiese dicho que íbamos a seguir con la tendencia a la baja, pero ahora no lo sé. Todavía no sabemos qué va a pasar y qué efectos habrá. Pero casi seguro que en pocos días veremos un pico. Espero que sea un pico puntual”, se lamentó. "Puedo entender las ansías de mucha gente, pero esperemos que los próximos días reine la prudencia. Esperemos que todos los que salieron la noche del sábado de esa manera controlen a partir de ahora cómo se mueven y con quién se mueven. Ojalá tengan valor y responsabilidad".

Por primera vez en 14 meses, Simón no hizo gala de su habitual optimismo. Dijo no estar enfadado, pero sí decepcionado y triste. Con semblante severo, entonó un 'mea culpa'. “No he sabido transmitir el mensaje. Ni a los políticos ni a los medios de comunicación”, destacó tras hacer hincapié en que la desaparición del estado de alarma no significa ni mucho menos que el virus haya desaparecido. Con una media de 188 casos por 100.000 habitantes, España atraviesa el final de la cuarta ola de la pandemia y continúa en riesgo algo. Euskadi es la comunidad con mayor índice de contagio (401 casos por 100.000 habitantes), seguida de Madrid (302) y Catalunya (248). A pesar de que ya no tenemos las espantosas cifras de mortalidad del inicio de la pandemia, cada día siguen falleciendo entre 40 y 50 personas con covid-19. Ahora mismo, hay 2.134 pacientes en las ucis debatiéndose entre la vida y la muerte y cuya media de edad es más baja que en las anteriores olas. "No me quiero ni imaginar qué sintieron los sanitarios al ver las imágenes del fin de semana. Se han dejado la vida, y en muchos casos, hasta la familia. No sabría qué decirles, más allá de darles mi apoyo y mi ánimo", dijo el médico.

¿Hacía falta que el Gobierno alargara el estado de alarma? Al igual que la ministra de Sanidad, Simón aseguró que más allá del cierre perimetral y el toque de queda que incluye el decreto de alarma, las comunidades autónomas están capacitadas para tomar medidas “muy importantes” con las que poder frenar los contagios. El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CAES) vino a dejar claro que "vivimos en democracia" y no se puede estar bajo un estado de alarma permanente. ¿Se repetirán las escenas de este fin de semana? "Espero que no", subrayó Simón, que quiso lanzar un mensaje de confianza en los ciudadanos, que ya llevan 14 meses de restricciones. "Hay necesidad de una mayor movilidad, pero debemos reflexionar y aprender".

La vacunación

La única buena noticia es que el ritmo de vacunación va bien. Ya hay 13,8 millones de personas con al menos una dosis, de los cuales 6,2 ya tienen la pauta completa (dos dosis). “Gracias a estos datos tenemos cierta esperanza de que lo que hemos observado este fin de semana no vaya a tener un gran impacto", explicó Simón.

Noticias relacionadas

Antes de que el máximo responsable del CAES compareciera ante la prensa, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, lanzó un mensaje optimista: "En cien días llegaremos a la inmunidad de rebaño".

Efectivamente, si el ritmo de vacunación sigue cogiendo velocidad de crucero, en torno al 20 de agosto el 70% de la población estaría vacunada. En ese momento, dado que habrá muchos inmunizados, el virus dejará de circular porque no tendrá oportunidad de multiplicarse. Al menos, en teoría. Muchas voces científicas apuntan a que un 70% podría no ser suficiente para finiquitar la pandemia debido, entre otros motivos, a la alta capacidad de infección de las nuevas variantes del virus. En todo caso, alcanzar la inmunidad de rebaño no implica quitar las restricciones de golpe. Simón aseguró que si algo nos ha enseñado la pandemia es a tomar ciertas precauciones en el futuro, como usar la mascarilla en momentos y lugares concretos. "Igual que hemos aprendido a no compartir comida, deberíamos aprender a que si uno tiene síntomas respiratorios es mejor que se quede en casa sin acudir al trabajo. Los empresarios lo deben entender", remarcó.