Problemas con el reparto

La UE no renovará el contrato con AstraZeneca más allá de junio

  • Las autoridades europeas toman esta decisión tras el incumplimiento del compromiso de entrega de las vacunas

Vacuna de AstraZeneca

Vacuna de AstraZeneca / José Luis Roca

Se lee en minutos
Europa Press

El comisario europeo para el Mercado Interior, Thierry Breton, ha anunciado este domingo que la Unión Europea no renovará el contrato con la compañía farmacéutica AstraZeneca más allá del mes de junio. Aunque ha matizado un "por ahora".

Estas declaraciones ratifican una opción que ya estaba sobre la mesa desde que la Comisión Europea presentó el mes pasado una demanda contra la compañía por haber incumplido su compromiso de entregar a los Estados miembros las dosis contratadas de su vacuna contra la covid-19. "No vamos a renovar los pedidos después de junio. Veremos qué pasa", ha declarado Breton a France Inter.

"Empezamos" a renovar el contrato con Pfizer/BioNTech pero "habrá otros", aseguró. "Comenzamos con Pfizer porque estamos trabajando sobre la segunda fase, las vacunas de segunda generación", precisó. Se trata de "situarse antes que los otros" países para proseguir la campaña de vacunación, agregó.

Problemas de suministro

Los problemas de AstraZeneca para cumplir con los repartos estipulados en el contrato con la UE han enfrentado desde hace meses a la compañía con la Comisión Europea. Estaba previsto que durante el primer trimestre del año entregase 120 millones de dosis a los Estados miembros y sólo repartió 30 millones.

Bruselas llegó a enviar una carta a AstraZeneca para iniciar un procedimiento amistoso de resolución de disputas. Tras constatar que este paso intermedio no facilitaba una solución, el Ejecutivo comunitario tomó la decisión de elevar el asunto a la Justicia belga.

Noticias relacionadas

La Agencia Europea del Medicamiento (EMA) dio el pasado 29 de enero luz verde a la vacuna de la farmacéutica de Oxford-AstraZeneca, que se convirtió así en la tercera autorizada en la Unión Europea después de las de Pfizer-BioNTech y Moderna. AstraZeneca estuvo en el ojo del huracán por varios casos de trombosis graves registrados en personas a las que se inoculó el inyectable. Varios países, entre ellos España, decidieron suspender provisionalmente la vacunación a la espera de la investigación abierta por la EMA. La OMS, por su parte, insistió en recomendar su uso. 

Para su estrategia de inmunización, la UE apuesta claramente por los fármacos de tecnología de ARN mensajero, como el de Pfizer/BioNTech y el de Moderna.