Cuenta atrás

El barrio de Gràcia de Barcelona espera ansioso el fin de toque de queda

  • Medio centenar de jóvenes se citan en la calle Verdi para tomar con impulso y celebrar a las 12 el final del confinamiento nocturno

Personas reunidas y bebiendo en la calle Verdi de Barcelona durante el último toque de queda antes de que finalice el estado de alarma, esta medianoche del domingo 9 de mayo.

Se lee en minutos

Con la caída del estado de alarma las calles de muchas ciudades de España se preparan para recibir la entrada en una nueva 'normalidad', esta vez nocturna. Hace unos momentos, la calle Verdi de Barcelona, en el barrio de Gràcia, ha visto como medio centenar de jóvenes (algunos de ellos desalojados de la zona de la Virreina) se han citado para prepararse de cara a recibir el cese del confinamiento nocturno dentro de una hora escasa.

Noticias relacionadas

Los concentrados bebían y charlaban tranquilamente mientras esperan a que cese el toque de queda... sin respetar el toque de queda. Por delante les queda toda la noche en la que se espera un incremento de jóvenes con ganas de dejar atrás seis meses de confinamiento nocturno. No obstante, las autoridades recuerdan que los botellones y las reuniones de más de seis personas siguen estando prohibidos.