Tras el estado de alarma

Madrid elimina el toque de queda y las limitaciones a las reuniones, que "recomienda" mantener en seis personas

  • La Comunidad de Madrid solo pedirá aval judicial para mantener el cierre perimetral en las zonas sanitarias con más incidencia

  • La hostelería podrá abrir entre las seis de la mañana y las 12 de la noche y en este espacio sí se mantiene el tope de seis personas en terraza

El consejero madrileño de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, explica el dispositivo sanitario para el 4-M desde Ifema, este 3 de mayo. 

El consejero madrileño de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, explica el dispositivo sanitario para el 4-M desde Ifema, este 3 de mayo.  / EUROPA PRESS / ALBERTO ORTEGA

Se lee en minutos
Patricia Martín
Patricia Martín

Periodista

Especialista en sanidad, igualdad, violencia machista, infancia, consumo

Escribe desde Madrid

ver +

La gestión "a la madrileña" de la pandemia, parafraseando la terminología empleada por la ganadora de las elecciones regionales, Isabel Díaz Ayuso, cuya campaña ha llevado por lema el término 'libertad', continuará tras el estado de alarma. Según han informado este viernes los consejeros en funciones de Sanidad y Justicia, Enrique Ruiz Escudero y Enrique López, la Comunidad de Madrid no solicitará a la justicia que avale medidas como el toque de queda o la limitación de reuniones a seis personas, como sí prevén realizar otras regiones. Únicamente pedirá que los jueces den su visto bueno al polémico cierre perimetral en las zonas sanitarias con más incidencia. Una medida cuestionada por la dificultad de controlar las entradas y salidas en los barrios con términos muy difusos.

Es decir, a partir del 9 de mayo, y pese a que la Comunidad de Madrid es una de las autonomías con más incidencia (317 por 100.00 habitantes), no habrá toque de queda ni límite a las reuniones de personas. Si bien, la Consejería de Sanidad "recomienda" a los madrileños que en los espacios públicos y privados "las agrupaciones para la actividad familiar, social o lúdica" se acoten a seis personas, que era el límite que había hasta ahora. Y en las casas se aconseja también que no haya ningún tipo de reunión. Con el estado de alarma, estaban prohibidos los encuentros en domicilios.

Además, Madrid pedirá colaboración a la Policía y la Guardia Civil para evitar que, a partir de las 12 de la noche, cuando cerrará toda la actividad no esencial, se celebren concentraciones de personas o botellones. "Entre las 12 y las seis de la mañana solo se puede salir a pasear, apelamos a la responsabilidad, sobre todo de los jóvenes, para que se eviten las concentraciones y recordamos que el consumo de alcohol en la calle está prohibido", ha señalado el consejero en funciones de Justicia, quien ha anunciado un futuro "plan específico contra los botellones".

La hostelería

A partir del próximo domingo, la hostelería podrá abrir, por tanto, entre las seis y las 24.00 horas, sin admitir nuevos clientes a partir de las 11 de la noche. Se mantiene la prohibición del consumo en barra y en los interiores las mesas deberán estar conformadas por un máximo de cuatro clientes, límite que se amplía a seis en las terrazas. Los cines, teatros y auditorios tendrán el mismo horario nocturno y deberán mantener la butaca preasignada y la separación entre personas o espectadores de grupos distintos. Los centros comerciales deberán cerrar a las 23:00 horas, al igual que gimnasios e instalaciones deportivas, donde se limita el aforo al 50%.

En los lugares de culto se limita el aforo también al 50%. Si bien, en velatorios y entierros, no hay variación, ya que se mantienen las 50 personas al aire libre y 25 en espacios cerrados.

El ataque a Sánchez

Noticias relacionadas

Pese a que otras autonomías sí están acudiendo a los tribunales para que avalen restricciones de derechos fundamentales con el objetivo de controlar la pandemia, los consejeros madrileños han argumentado que, dado que "conocen" la doctrina previa del TSJM, que "exige proporcionalidad", sólo pedirán a la justicia que avale las medidas en las zonas sanitarias con más incidencia. Y, fieles la confrontación continuada de Ayuso con Pedro Sánchez, han culpado al Gobierno central de no disponer de más "herramientas jurídicas".

"No existe cobertura suficiente para medidas como el toque de queda y [...] la restricción general a todos los ciudadanos de las reuniones requiere de un sostén jurídico del que ahora carecemos", ha señalado Escudero.