Experimento en EEUU

EEUU pone en circulación sus primeros mosquitos genéticamente modificados

  • El experimento busca evitar la propagación de enfermedades como el dengue, el zika o la malaria

Mosquitos de la especie ’Aedes aegypti’.

Mosquitos de la especie ’Aedes aegypti’. / Archivo / Afp

Se lee en minutos

La empresa británica Oxitec ha puesto por primera vez en circulación en Estados Unidos mosquitos genéticamente modificados, un proyecto que pretende reducir la población de los Aedes Aegypti, mosquitos que acarrean enfermedades como la malaria, el zika, el dengue o la fiebre amarilla. El experimento se ha puesto en marcha en los Cayos de Florida, donde esta especie representa el 4% de la población de nematóceros, después de haberse sometido a un largo proceso de aprobación por parte de las autoridades regulatorias. La empresa biotecnológica ya había participado en proyectos similares en Panamá, Malasia, Islas Caimán y Brasil, donde sus mosquitos habrían conseguido reducir en más de un 90% las poblaciones de Aedes Aegypti, según la propia compañía. 

Los mosquitos liberados en Florida son todos macho, o lo que es lo mismo, no pican, sino que se alimentan de néctar. Acarrean un gen letal que, tras aparearse con las hembras, impide que su descendencia femenina pueda alcanzar la madurez. De hecho, las hembras mueren cuando están todavía en una fase embrionaria, eliminando así al vector de las enfermedades. Las larvas macho sobreviven portando consigo el gen que transmitirán a las futuras generaciones. “Hay un amplio consenso entre las autoridades sanitarias de EE UU sobre esta nueva generación de herramientas de control del vector que son seguras, específicas y rentables, así como urgentemente necesarias para combatir la creciente amenaza que representa el Aedes Aegyptis sin tener un impacto sobre el ecosistema”, ha dicho Oxitec en un comunicado, empresa que tiene entre sus patrones financieros a la Fundación de Bill y Melinda Gates

El proyecto aspira a poner en circulación cientos de millones de mosquitos genéticamente modificados, una perspectiva que ha generado protestas de las comunidades afectadas en los Cayos de Florida. La primera fase del ensayo se puso en marcha a finales de abril. Oxitec colocó varias cajas con huevos de mosquito en seis emplazamientos de los Cayos, de los que nacerán unos 12.000 machos en las próximas 12 semanas, según la revista 'Nature'. Sus biólogos estudiarán el comportamiento de esta primera remesa antes de dar paso a una segunda fase, en la que se liberarán 20 millones de mosquitos

Alternativa a los pesticidas

Noticias relacionadas

Su intención es capturar a los insectos de la nueva especie para averiguar el radio al que se desplazan o su expectativa de vida, pero fundamentalmente busca comprobar si mueren los descendientes hembra del Aegyptis tras haber sido fertilizados. Los defensores del proyecto esgrimen que esta solución es más segura y económica que el uso de pesticidas, a los que se requiere habitualmente para controlar las poblaciones de mosquitos, pero diversas organizaciones ecologistas aseguran que Oxitec ha exagerado los resultados de sus experimentos en otros países y pretenden demandar a la Agencia Medioambiental de EE UU por autorizar el proyecto sin haber evaluado suficientemente, a su juicio, el impacto medioambiental

"Esto es un experimento tipo ‘Jurassic Park’”, le dijo hace unos meses a ‘The Guardian’, Jaydee Hanson, desde el Center for Technology Assesment. “¿Qué podría salir mal? No lo sabemos porque se han negado ilegalmente a analizar seriamente los riesgos medioambientales”.