21 infectados

Un muerto por un brote de covid en un geriátrico de Esponellà (Girona)

Los afectados son 5 trabajadores sin vacunar y 16 residentes, la mayoría asintomáticos

Residencia Pla de Martís, de Esponellà.

Residencia Pla de Martís, de Esponellà. / GOOGLE STREET VIEW

1
Se lee en minutos
Laura Teixidor

Un brote de coronavirus en la residencia Pla de Martís de Esponellà ha afectado a 21 personas y ha provocado una muerte entre los usuarios. Según ha podido saber 'Diari de Girona', el brote en la residencia ha afectado a 5 trabajadores que no estaban vacunados, de una plantilla de 37, y a 16 residentes, la mayoría de ellos asintomáticos, de los 50 que tiene el geriátrico. Como consecuencia, se ha producido la muerte de una residente, de edad avanzada y con varias patologías previas. El resto de residentes están asintomáticos.

Desde el Departamento de Salut y la Agència de Salut Pública se está haciendo un seguimiento y control del brote, junto con la dirección del centro. En cuanto a la situación clínica de los residentes, que presentan síntomas leves o asintomáticos, está siendo vigilada por los profesionales del Equipo de Atención Básica de Salud de Banyoles.

Noticias relacionadas

Este es el único geriátrico de la Región Sanitaria de Girona que está catalogado como «rojo» porque tiene un brote activo. De hecho, según publicó la agencia Efe, solo hay dos residencias rojas más en toda Catalunya y están en la Región Sanitaria Metropolitana Sur.

Seguidamente, Girona cuenta con dos residencias «naranjas», es decir, que tienen brotes controlados. Una de estas está en el Alt Maresme y tiene algunos trabajadores infectados y la otra es la residencia Zoilo Feliu de la Bisbal d'Empordà. El consistorio del municipio ya avanzó la semana pasada que la residencia municipal tenía un brote. Según actualizó este diario, hasta este martes había 26 residentes positivos, de un total de 55. Todos ellos presentan sintomatología leve excepto un residente de edad avanzada, trasladado al sociosanitario Palamós Gente mayor, que se encontraba en estado grave. En cuanto a los trabajadores, de una plantilla de 56 profesionales, dos de ellos han dado positivo.