La lucha contra la pandemia

Moderna adapta su vacuna a nuevas variantes del covid e introduce una tercera dosis

  • Un nuevo estudio eleva a más del 95% la eficacia del inyectable de Pfizer con la dosis completa

Dosis de la vacuna de Moderna.

Dosis de la vacuna de Moderna. / EP

Se lee en minutos
El Periódico

La firma estadounidense de biotecnología Moderna ha divulgado datos iniciales de un pequeño ensayo clínico tras adaptar su vacuna contra el coronavirus a las nuevas variantes. El estudio ha determinado que una tercera dosis de refuerzo mejora la respuesta inmunitaria de las personas contra esas variantes. "Nos alientan estos nuevos datos, que refuerzan nuestra confianza en que nuestra estrategia de refuerzo debe proteger contra estas variantes recién detectadas", ha subrayado el director ejecutivo de la empresa, Stephane Bancel.

El ensayó evaluó a cuarenta participantes para determinar sus niveles de anticuerpos neutralizantes entre seis y ocho meses después de haber recibido las dos dosis de la pauta inicial. Una tercera inyección de la vacuna Moderna original o un refuerzo específico mejoraron los niveles de anticuerpos contra dos variantes importantes, las detectadas en Sudáfrica y Brasil. El refuerzo específico de la variante funcionó mejor que la inyección original, produciendo casi el doble de anticuerpos neutralizantes.

La farmacéutica estadounidense también está probando un tercer tipo de refuerzo, que es una combinación de los otros dos tipos, y planea anunciar sus resultados pronto. Los anticuerpos neutralizantes son proteínas producidas por el sistema inmunológico que se diseñan a medida para unirse a una estructura específica de un microbio. En el caso del coronavirus, estas son sus proteínas puntiagudas que salpican la superficie dándole su distintivo aspecto de corona y la unión a estos picos evita que el virus se adhiera e invada nuestras células.

Pfizer, eficaz en más del 95%

No es la única farmacéutica con novedades. Un vasto estudio ha confirmado la eficacia de la vacuna anticovid-19 de Pfizer. Según un estudio realizado en Israel, el mayor hasta la fecha con datos de la vida real, la vacuna Pfizer/BioNTech es eficaz contra el covid-19 en más del 95%, pero el nivel de efectividad cae considerablemente si se recibe solo una de las dos dosis.

El estudio, realizado con la participación de científicos de Pfizer y del Gobierno israelí, ha sido publicado en la revista médica 'The Lancet'. Según sus autores, los datos confirman "los beneficios para la salud pública de un programa nacional de vacunación" y que la vacunación "ha sido el principal motor de la caída de las infecciones por covid-19". Advierten sin embargo de que hay que ser prudentes a la hora de generalizar estas conclusiones a otros países porque la velocidad de los programas de vacunación y la evolución de la pandemia varían de un estado a otro.

Este estudio es la versión publicada y revisada por otros científicos independientes de los primeros resultados revelados en marzo por Pfizer y por el ministerio de Salud israelí. Se basa en los datos recabados entre el 24 de enero y el 3 de abril, cuando el 72% de los mayores de 16 años (casi 5 millones de personas) y el 90% de los mayores de 65 en Israel habían recibido las dos dosis de la vacuna de Pfizer/BioNTech.

Noticias relacionadas

El análisis aborda sobre todo la eficacia de la vacuna frente a la variante británica (denominada B.1.1.7), que era predominante en el país. Muestra que la vacuna es "altamente eficaz" en los mayores de 16 años siete días después de la segunda dosis: protege al 95,3% contra las infecciones, al 97,2% contra las hospitalizaciones y al 96,7% contra la muerte. Los niveles de protección son similares para los mayores de 85 años.

Pero bajan drásticamente cuando las personas han recibido solo una de las dos dosis: el 57,7% contra la infección, el 75,7% contra la hospitalización y el 77% contra la muerte en los mayores de 16 años. El estudio "muestra la importancia de una vacunación completa en adultos", con dos dosis, estiman los autores. Además, según ellos, una sola dosis también podría proteger menos tiempo, sobre todo con la aparición de variantes más resistentes a la vacuna.