El camino a la inmunidad

EEUU apoya la liberación de las patentes de las vacunas

  • Biden se alinea con la OMS para suspender temporalmente la propiedad intelectual de las vacunas del covid-19

  • La decisión tendrá que adoptarse en la Organización Mundial del Comercio, donde sigue teniendo detractores

La OMS, a favor, y las farmacéuticas, en contra, ante la propuesta de liberar patentes de las vacunas de Biden. En la foto, una sanitaria prepara una vacuna en un hospital de Brasil. / EFE / ANDRÉ COELHO / VÍDEO: EFE

Se lee en minutos
Ricardo Mir de Francia
Ricardo Mir de Francia

Periodista

ver +

Giro copernicano en Estados Unidos. El Gobierno de Joe Biden ha dado un paso adelante para respaldar la propuesta que aspira a suspender temporalmente los derechos de propiedad intelectual de las vacunas fabricadas contra el covid-19, una medida que podría servir para aumentar significativamente la producción y permitir que las inmunizaciones fluyan también hacia los países pobres. “Esta es una crisis sanitaria global, cuyas extraordinarias circunstancias reclaman medidas extraordinarias”, ha dicho la representante comercial de EE UU, Katherine Tai, en una entrevista. “Esta Administración cree firmemente en la protección de la propiedad intelectual, pero con el fin de acabar con la pandemia, apoya la suspensión temporal de esas protecciones para las vacunas del covid-19”.

El cambio de postura estadounidense, que se había cerrado en banda a la iniciativa promovida por la Organización Mundial de la Salud con apoyo de países como la India y Sudáfrica, así como sectores de la sociedad civil, podría contribuir a desequilibrar la situación. Aunque “no será fácil” ni rápido, según ha explicado Tai. La pelota está ahora en el tejado de la Organización Mundial del Comercio (OMC), un órgano multinacional donde las decisiones deben aprobarse por consenso, lo que complica cualquier movimiento. La iniciativa para permitir la fabricación de vacunas genéricas sigue contando con poderosos detractores, como la Unión Europea, Japón, Suiza, el Reino Unido o Brasil, según informa ‘Bloomberg’.   

Oposición de las farmacéuticas

Noticias relacionadas

A esa oposición hay que sumar la industria farmacéutica, que en las últimas semanas había redoblado sus gastos en Washington para hacer lobi entre los congresistas y tratar de bloquear la sorprendente decisión de la Administración Biden. La industria esgrime que la suspensión de las patentes sería ineficiente porque la mayoría de países no tienen la infraestructura necesaria para fabricar las vacunas. Tampoco ayuda, a su juicio, las dificultades que están encontrando las farmacéuticas para obtener las materias primas que se requieren para fabricar las inmunizaciones. El grueso de esas materias primas procede de Europa y EE UU, un país que ha prohibido hasta ahora su exportación. 

“Teniendo en cuenta todo lo que está en juego, esta es la mejor oportunidad que tendrá la OMC para unirse y hacer algo que ayudará a la gente y cambiará el rumbo (de la pandemia”, dijo la representante comercial de EE UU. La Casa Blanca llevaba semanas lidiando con las presiones de buena parte de los legisladores demócratas, particularmente su sector más progresista, partidario de suspender las patentes para vacunar cuanto antes al resto del mundo y prevenir que las nuevas mutaciones del virus pueden frenar los avances en la lucha contra la pandemia. Biden ha vuelto a situarse a su lado, un desenlace con el que pocos contaban a estas alturas.