crisis sanitaria

La UE intentará acordar el certificado digital la tercera semana de mayo

Consejo, Eurocámara y Comisión tienen previsto celebrar tres reuniones para pactar el contenido del nuevo pasaporte covid

La UE intentará acordar el certificado digital la tercera semana de mayo
Se lee en minutos

Las negociaciones entre los representantes del Consejo, Eurocámara y Comisión Europea sobre el certificado verde digital con el que garantizar los desplazamientos y la movilidad este verano arrancaron este pasado lunes y previsiblemente se prolongarán al menos hasta la tercera semana de mayo. Según han explicado fuentes europeas a EL PERIÓDICO, de momento hay previstas tres reuniones del trílogo -4, 11 y 18 de mayo- y el objetivo es llegar a un acuerdo durante el último encuentro.

Consejo y Parlamento Europeo están de acuerdo en que el nuevo documento –en papel o digital con un código QR- servirá para certificar que una persona ha sido vacunada contra el covid19, tiene anticuerpos porque ha pasado la enfermedad o ha superado un test PCR con resultado negativo. A partir de aquí, sin embargo, hay dos elementos en el documento acordado por los Veintisiete que la Eurocámara exige enmendar.

Noticias relacionadas

En primer lugar, la posibilidad de que los gobiernos impongan restricciones adicionales, como test o cuarentenas, a las personas que viajen con un certificado. En segundo, que los viajeros tengan que pagar los test PCR vinculados al certificado, al contrario de lo que ocurre con las vacunas que son gratuitas. Dos cuestiones espinosas que los negociadores interinstitucionales tendrán que aclarar en tres semanas si quieren pisar el acelerador y disponer de un certificado armonizado este verano.

El comisario de justicia, Didier Reynders, indicó la semana pasada que espera que el certificado esté plenamente operativo para el 21 de junio. En paralelo a estas negociaciones, Comisión y gobiernos siguen preparando el sistema técnico que permitirá utilizar el documento desde finales de junio. El próximo 10 de mayo comenzarán las pruebas más de una docena de países, entre ellos, España.