GESTIÓN DE LA PANDEMIA

Sanidad inicia los trámites para permitir vender test rápidos en las farmacias españolas

Los ciudadanos podrán comprarlos sin receta médica cuando se apruebe la medida, cuyo borrador estará en audiencia pública hasta el 13 de mayo

Una clienta conversa con una empleada a las puertas de una farmacia del centro de Madrid durante el confinamiento.

Una clienta conversa con una empleada a las puertas de una farmacia del centro de Madrid durante el confinamiento. / David Fernández (EFE)

Se lee en minutos

El Periódico

Este domingo se ha conocido una de las noticias más esperadas en los últimos meses por no pocos ciudadanos. El Ministerio de Sanidad ha cambiado de opinión y ha hecho público en su página web el borrador de un real decreto que permitirá a las farmacias españolas vender pruebas rápidas para detectar el covid sin necesidad de receta médica, algo que tanto desde el gremio como desde varias comunidades autónomas, como Catalunya, se llevaba mucho tiempo reivindicando.

El real decreto, en periodo de exposición pública hasta el 13 de mayo, expone que, entre las herramientas para el control de la progresión de la pandemia, el uso de los diferentes métodos diagnósticos es considerado una de las piezas claves para la identificación rápida de casos positivos. "A nivel internacional el enfoque común de las estrategias de detección del covid, es ampliar lo máximo posible la capacidad diagnóstica para que éstas sean más eficientes", prosigue el borrador, que no solo permitirá vender las pruebas de antígenos y anticuerpos, sino también publicitarlas.

El texto que puede consultarse en la página web del ministerio defiende ahora también que "la disponibilidad de estos productos permitirá a la población general la realización de las pruebas sin la intervención de un profesional sanitario, lo que por un lado reducirá en cierta medida la presión asistencial de los centros sanitarios y, por el otro permitirá la identificación rápida de sospechas de casos positivos".

Recuperar la normalidad

Uno de los argumentos más esperanzadores en los que el real decreto justifica que la venta de test rápidos en farmacias es que esta, según se recoge en el borrador, "ayudará a ir acabando progresivamente con las restricciones de movilidad y la recuperación de la normalidad".

Para tramitar dicha normativa, el ministerio asegura que ha consensuado los puntos clave con las comunidades autónomas.

Una realidad en casi todo el continente

Pese a que España se había mostrado siempre muy reacia a permitir su venta en farmacias, son muchos los países europeos que han optado por esa medida, iniciada en Alemania. El penúltimo fue Portugal, el mes pasado. Sus supermercados dispensan ya los test de antígenos de una empresa surcoreana. Cuestan entre 7 y 10 euros la unidad y están exentos de IVA. En Alemania están disponibles en los supermercados desde hace un mes y medio y en Países Bajos se pueden comprar en droguerías. Francia los vende también ya en farmacias, algo que ya es posible en Austria, donde la población puede hacerse pruebas de antígenos gratis en boticas y centros específicos.

Entrevistado en Rac-1, el presidente de la Federació d'Associacions de Farmàcies de Catalunya (FEFAC), Antoni Torres se ha mostrado sorprendido, casi incrédulo, con la noticia, tras tantos meses reclamándolo sin éxito y ha expresado su deseo de que sea una realidad lo antes posible.

Noticias relacionadas

Necesidad de confirmación

El Consejo General de Colegios Farmacéuticos advertía el pasado mes de diciembre de que los resultados positivos que den los autotest de diagnóstico del covid-19 se tienen que confirmar con una prueba PCR. "En el caso de un posible positivo, hay que confirmar con una PCR", señalaba la portavoz del Consejo General de Colegios Farmacéuticos, Ana López Casero.