Los efectos de la pandemia

El Hospital Vall d'Hebron ofrece al personal sesiones de relajación con realidad virtual

  • La terapia, dirigida a liberar la ansiedad, permite a los profesionales sanitarios adentrarse en universos de colores

  • El centro ha detectado entre sus profesionales "síntomas de fatiga por compasión"

El Hospital Vall d’Hebron ofrece al personal sesiones de relajación con realidad virtual. / VÍDEO: EFE

2
Se lee en minutos
El Periódico

El Hospital del Vall d'Hebron ofrece a sus trabajadores sesiones de 45 minutos de meditación y relajación en las que, a través de la realidad virtual, pueden sumergirse en un océano o adentrarse en universos de colores, con el fin de liberar la ansiedad tras un año de pandemia. La crisis del coronavirus, que más de un año después de su llegada a Catalunya sigue llenando las ucis de los hospitales, ha puesto a prueba la salud mental de los profesionales sanitarios.

Para prevenir posibles secuelas, el Servicio de Psiquiatría del Hospital del Vall d'Hebron puso en marcha desde el principio actuaciones para dar apoyo a los sanitarios que presentaban síntomas de estrés y ansiedad. El proyecto da ahora un paso más para mejorar la experiencia y ofrece sesiones de 'mindfulness' -meditación de atención plena- de 45 minutos para los profesionales del centro sanitario, que se pueden realizar antes de la jornada laboral, durante la misma o al terminar.

Inspirada en la tecnología de exposiciones que invitan a entrar de forma virtual en la obra de grandes pintores de la historia, la propuesta terapéutica crea entornos multisensoriales que llenan toda una sala para relajar a los sanitarios. Así, durante las sesiones, los profesionales pueden "sumergirse en un océano, nadar con delfines o adentrarse en un colorido universo de mandalas -composiciones utilizadas en el budismo e hinduismo-", experiencias que van acompañadas de música, según explica Merche Rodríguez, del Servicio de Salud Mental de Vall d'Hebron e impulsora de este proyecto.

Síntomas de 'fatiga por compasión'

Noticias relacionadas

Los participantes pueden escoger la propuesta de realidad virtual, que se proyecta en todas las paredes y techos de la sala en una composición de luz, color y sonido que simulan el escenario escogido. Rodríguez ha explicado que el 80% de los participantes, que son personal del hospital, señalan "preocupación" como la palabra que mejor define su estado de ánimo antes de entrar a la sesión. Al salir, el 100% dice que está tranquilo y relajado, y que quiere repetir, así que el personal sanitario "lo ha recibido como un regalo", ha destacado.

Tras un año de pandemia, Vall d'Hebron ha detectado en el personal sanitario "síntomas relacionados con la fatiga por compasión", que sucede a personas que intervienen en situaciones críticas como una guerra o un atentado. También han observado, según Rodríguez, que los profesionales están más irascibles, con cambios de humor, pérdida de apetito, problemas para dormir y además "les falla la empatía", porque acumulan muchas emociones, unas dificultades que la nueva terapia del Vall d'Hebron puede contribuir a disminuir.