Pandemia de coronavirus

Catalunya abrirá de noche bares y restaurantes a partir del 9 de mayo

Tanto interiores como terrazas reabrirán en esta nueva franja horaria en cuanto decaiga el estado de alarma

El Govern aprobará el martes un decreto que modificará la ley de Salut Pública para poder establecer el toque de queda a partir de entonces

Una terraza de la Rambla de Catalunya el pasado 11 de marzo.

Una terraza de la Rambla de Catalunya el pasado 11 de marzo. / Ferran Nadeu

Se lee en minutos

Catalunya reabrirá tanto terrazas como interiores de bares y restaurantes por la noche a partir del 9 de mayo, una vez decaiga el estado de alarma. Miembros del Ejecutivo catalán ven un "contrasentido" abrir durante el día la hostelería y restauración y no de noche. El 'conseller' de Interior, Miquel Sàmper, ya había reconocido hace unos días que la Generalitat está estudiando si permitir que la hostelería y restauración abran por las noches.

El teniente de alcaldía de Prevención y Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, Albert Batlle, pidió la semana pasada a la Generalitat que permita que los bares y restaurantes de Barcelona puedan abrir hasta las 23 horas. "Estamos en un punto en que nos podemos plantear la apertura de la tarde y primera hora de la noche", dijo Batlle en una entrevista en RAC1, donde también apuntó que la hora de cierre podría ser a las 22.30 o las 23.00 horas de la noche. El gremio mantuvo el miércoles una reunión con el Govern en la que exigió de nuevo que, a partir del próximo lunes 3 de mayo, se permita el consumo en la restauración durante la tarde y la noche, y que la apertura se alargue hasta medianoche tras el fin del estado de alarma. El director del Gremi, Roger Pallarols, ha asegurado que "parece" que el Govern se sienta cómodo con restricciones y ha mostrado su desconcierto ante el bloqueo económico al que se aferra la Generalitat, asegura.

La autonomía más restrictiva

Catalunya es la comunidad más restrictiva con la restauración y hostelería. Desde el pasado 8 de marzo abren solo de 7.30 a 17.00 horas. Los locales que hacen comida para llevar pueden servir cenas de 19.00 a 22.00 horas si el cliente va a recoger el encargo, y hasta las 23.00 si el local sirve comida a domicilio. El aforo es del 30% en el interior y del 100% en las terrazas, con una distancia de seguridad de al menos dos metros entre mesas. En el otro lado está Madrid, la autonomía más flexible con bares y restaurantes, que cierran a las 23 horas. En otras como Galicia cierran a las 21 horas o a las 22 horas en la Comunitat Valenciana.

No obstante, pese a la estabilización de las últimas semanas y de que la subida de contagios tras la Semana Santa no ha sido tan acusada como se temía, la situación epidemiológica de Catalunya sigue siendo complicada. Este jueves, día en que la Conselleria de Salut ha notificado 2.056 nuevos contagios y 16 muertes, hay 1.616 pacientes con covid-19 ingresados en hospitales, de los cuales 498 están en unidades de cuidados intensivos (ucis). Además, el índice de reproducción (o Rt) sigue por encima de un punto, en 1,04, lo que significa que la epidemia sigue en expansión. Y el riesgo de rebrote, que indica el crecimiento potencial de la pandemia, está en los 292 puntos. Por encima de 200, este riesgo es muy alto.

¿Y el toque de queda?

Las autonomías están preocupadas por qué sucederá una vez acabe el estado de alarma. El Govern de Catalunya tiene previsto aprobar el martes un decreto que modifique la ley de Salut Pública para poder establecer el toque de queda a partir del 9 de mayo. También servirá para poder decretar confinamientos en caso de considerarlos necesarios si la pandemia alcanza niveles más elevados, según ha avanzado TV3 y ha confirmado EL PERIÓDICO. Tanto los toques de queda como las limitaciones podrán ser genéricos, a nivel de toda Catalunya, o territoriales. En el decreto quedará explícito que deberán pedir autorización al Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) cada vez que se decida aplicar una medida.

Durante la sesión de control en el Parlament en la que se ha sometido para tener las funciones de presidente delegadas, Aragonès ha asegurado que con este cambio legislativo y el aval judicial de las restricciones que se quieran ir impulsando, el plan de contención del virus seguirá aplicándose. Además, se ha comprometido a que las restricciones que hay y que pueda haber se flexibilizarán según vaya avanzando la vacunación entre la población.

El Govern, tal y como adelantó la portavoz, Meritxell Budó, el martes pasado, trabaja en la modificación del decreto ley 27/2020, aprobado en julio del año pasado. Con este cambio legislativo, quiere afrontar la salida del estado de alarma que faculta a la Administración para poner en marcha determinadas restricciones de derechos y libertades como el toque de queda, el perimetraje territorial o el cierre de sectores y comercios.

Noticias relacionadas

No obstante, el Gremi de Restauració de Barcelona ha mostrado su rechazo a que la Generalitat mantenga el toque de queda más allá del 9 de mayo. En un comunicado este jueves, la entidad asegura que el toque de queda autonómico "es claramente inconstitucional" y ha anunciado que se pondrá en contacto con el Gobierno central y los grupos parlamentarios para estudiar formas de oposición a esta medida.

"Ni el Gobierno ni la oposición pueden permitir que se articule un mecanismo claramente inconstitucional para restringir los derechos y libertades del pueblo de Catalunya", ha asegurado.