Catalunya vacunará a partir del lunes a la Guardia Civil y a la Policía Nacional

Un sanitario prepara una dosis de la vacuna de Moderna.

Un sanitario prepara una dosis de la vacuna de Moderna. / RICARD CUGAT

Se lee en minutos

El Departamento de Salut administrará la vacuna de Moderna a los guardias civiles y policías nacionales destacados en Catalunya partir del próximo lunes, han informado fuentes conocedoras de la organización de la inmunización.

El Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) ordenó a la Generalitat el pasado martes que en el plazo de 10 días garantice la vacunación a los agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional en Catalunya con la misma proporción que los Mossos d'Esquadra.

Uso hospitalario

Salut reserva la vacuna de Moderna para uso hospitalario, principalmente para inmunizar al personal sanitario (79,5% ya tiene la pauta completa) y a pacientes con enfermedades graves, también mayoritariamente ya inmunizados. De esta manera, no habría afectación sobre la vacunación de la población general de entre 70 y 79 años, objetivo principal estas semanas y a los que se inocula Pfizer y Janssen. La vacunación se llevará a cabo en 4 puntos, uno por cada provincia.

El TSJC obliga a que se vacune a los agentes de las fuerzas de seguridad del Estado en la misma proporción que los Mossos, que tienen una cobertura del 80,39% según los datos aportados por el Departamento de Salud en el proceso judicial.

Para alcanzar el mismo porcentaje del Cuerpo Nacional de Policía en Cataluña sería necesario pinchar a 2.065 agentes y, en el caso de la Guardia Civil, 2.333 personas, lo que sumaría en total 4.398 policías.

La resolución del TSJC se produjo tras aceptar la petición de los sindicatos de guardia civil y policía nacional Jucil y Jupol para que se dictasen medidas cautelares que ordenen a la Conselleria de Salut proseguir con la vacunación de los agentes. Las dos agrupaciones profesionales presentaron una demanda en la que pedían medidas cautelarísimas porque consideran que se ha frenado el proceso de vacunación de los miembros de sus cuerpos, a diferencia de los Mossos y Bomberos, lo que a su parecer vulnera el derecho fundamental "a la igualdad y la no discriminación".

Las versiones

El retraso en la vacunación de los agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil en Catalunya, cerca de 7.000, ha generado una gran controversia. La delegación del Gobierno en Catalunya salió al paso de la versión de la Generalitat para explicar esa demora, y aseguró que no hubo retrasos en la entrega de las listas de los nombres de los agentes, como sostiene el Govern.

El secretario de Salut Pública de la Generalitat, Josep Maria Argimon, aseguró el miércoles que la Generalitat acataría la orden del TSJC pero atribuyó el retraso en la inmunización a la Guardia Civil y la Policía Nacional en el inicio del proceso de vacunación a la demora en recibir las listas de agentes. "Parece que llegó tarde", dijo.

Noticias relacionadas

También el 'conseller' de Interior, Miquel Sàmper, sostuvo el pasado fin de semana que cuando comenzó ese proceso de vacunación se detectó "un problema en el censo" de los agentes de la Policía y la Guardia Civil destinados a Catalunya.

Sin embargo, fuentes de la delegación del Gobierno consultadas por Efe han negado demoras en la entrega de las listas y han detallado que cuando el 10 de febrero se inició la vacunación de los cuerpos y fuerzas de seguridad en Catalunya, fue la propia delegada, Teresa Cunillera, quien tomó la iniciativa y remitió una carta a Sàmper para solicitar información sobre cuándo inmunizarían a la Policía Nacional y la Guardia Civil.