Pide mantener un mes la alarma

Castilla-La Mancha mantendrá el toque de queda tras el 9-M

Emiliano García-Page, en el comité federal del PSOE de mayo del 2015.

Emiliano García-Page, en el comité federal del PSOE de mayo del 2015. / AGUSTÍN CATALÁN

Se lee en minutos

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha abogado este jueves por mantener el estado de alarma un mes más y ha avanzado que el toque de queda se mantendrá a partir del 9 de mayo.

"A mí me gustaría como presidente que la prudencia que estamos manteniendo con tantas medidas, al menos se pudiera mantener un mes. Sé que es doloroso e incómodo y a nadie le gusta tomar decisiones que signifique fastidiar la vida a la gente, lo que pasa es que hay que proteger más la vida que vivir fastidiado", ha admitido.

García-Page entiende que todavía "hay un mes necesario para poder equilibrar la balanza entre el proceso de vacunación y la necesaria prudencia que, además, habrá que mantener durante más tiempo incluso porque nadie quita que pueden surgir nuevos brotes", ha afirmado.

"Ojalá pudiéramos tener un mes más de cierto equilibrio para poder pasar de un lado al otro de la acera sin el riesgo de quedarnos en la mediana", ha insistido García-Page en relación a prolongar el estado de alarma, que decae el próximo 9 de mayo.

Al presidente castellanomanchego le gustaría es que de cara al próximo mes "lo que haya en vez de caos o galimatías haya claridad y haya consenso porque si no, en la confusión y en el ruido, siempre hay problemas". "Si hay algo que necesitamos para todos es tener ideas claras", ha abundado.

"Que nadie piense que el 9 de mayo cambia la mascarilla y el toque de queda. El perímetro estamos dispuestos a plantearlo, pero no se va a pasar del cero al cien o del blanco al negro de un día para otro", ha avisado el jefe del Ejecutivo autonómico.

Estado de alarma "a la carta"

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, ha respaldado este jueves el planteamiento de que haya una prórroga del estado de alarma en tras el 9 de mayo, con una duración tasada, y no a la carta de cada autonomía.

En rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Igea ha insistido en que corresponde al Ejecutivo central tomar esa decisión y ha rechazado que después del 9 de mayo se "pase otra vez la pelota" a las autonomías.

Igea ha criticado la inacción del Gobierno en esa materia que ha atribuido a su "temor a que lo que decida" pueda afectar a las elecciones en Madrid.

El vicepresidente de la Junta ha dicho que la ley es clara y que no se puede usar el estado de alarma por autonomías cuando "la crisis es global", y en este momento hay "nueve autonomías en estado de alerta máxima".

Noticias relacionadas

"Me siento mucho más Arisqueta que nunca", ha sostenido Igea en referencia a su segundo apellido y sus raíces vascas, a la hora de secundar la postura del lehendakari Íñigo Urkullu.

Además, ha llamado al Gobierno a que "tome decisiones" y ha insistido en que no se puede tener "un país paralizado por una campaña electoral" y no puede "ponerse una campaña electoral por delante de los intereses de los ciudadanos