ESTUDIO DE TERRITORI

El 28% de la población urbana vive con ruido excesivo durante la noche

La contaminación acústica se ceba sobre todo con Barcelona pero durante el día es aún superior en Girona

Atasco de coches en la Gran Via de Barcelona. Al fondo, la plaza de Espanya

Atasco de coches en la Gran Via de Barcelona. Al fondo, la plaza de Espanya / Joan Cortadellas

Se lee en minutos

Este es uno de esos estudios que ponen ciencia a un secreto a voces. En este caso, el hecho de que la población de las grandes concentraciones urbanas está expuesta a unos niveles de ruido inquietantes. Según un estudio hecho público este miércoles por el Departament de Territori i Sostenibilitat, el 27,8% de los habitantes de los 21 municipios más poblados de Catalunya (3,2 millones de personas) están expuestos a un estruendo excesivo durante la noche (superior a los 55 decibelios). Durante el día se reduce a poco menos del 18% (por encima de 65 decibelios). En el caso de Barcelona, sin embargo, el porcentaje se dispara: 23,1% de día y 34,8% al caer el sol. En todos los casos, reza el informe, el mismo fenómeno: "La fuente principal de ruido en las grandes aglomeraciones catalanas es el tráfico viario, que afecta en mayor o menor medida al 99,8% de la población total". La buena noticia es que, en global, y comparado con estudios anteriores, vamos a mejor.

Otra nota positiva que apunta el estudio es que todavía existen ciertos santuarios ajenos a la contaminación acústica en las ciudades. Así las cosas, el 26,4% de estos 3,2 millones de personas vive con niveles inferiores a 55 decibelios durante el día, y el 22,2% tiene un entorno nocturno de menos de 45 decibelios.

Los más y los menos

Noticias relacionadas

En el caso diurno, el Gironès, que incluye Girona y Salt, es la zona con más ruido, con un 25,4% de los residentes por encima de los 65 decibelios. Las áreas que menos superan ese límite son las del Baix Llobregat II (Gavà, Sant Boi de Llobregat i Viladecans) con un 8,3% por encima, y la del Barcelonès II, que contempla Santa Coloma de Gramenet y Badalona, con un 8,8%. Por la noche, las más tranquilas son de nuevo Baix Llobregat II (10,1% por encima de 55 decibelios) y Vallès Occidental II (Badia del Vallès, Barberà del Vallès, Sabadell).

Las cifras de Territori contrastan con las presentadas hace apenas mes y medio por la Agencia de Salud Pública de Barcelona. Según este organismo, la situación es bastante más inquietante, puesto que el 57% de la población está expuesta a niveles de ruido de tráfico iguales o superiores a los que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera perjudiciales para la salud (53 decibelios). En cuanto a los que están por encima de los 65 decibelios, estimó que un 27% de la población supera esa frontera. Esta agencia recordó que cerca de 60.000 personas padecen un trastorno grave del sueño debido al ruido que soportan y 130 muertos anuales por enfermedad cardiovascular son atribuibles a la exposición crónica al ruido ambiental, sobre todo en los barrios centrales de la ciudad.