Lucha contra el cambio climático

La cumbre de Biden pone el acento en la oportunidad económica de la transición verde

  • El líder de EEUU subraya que la transición permitirá relanzar la innovación y crear millones de empleos

  • El presidente Pedro Sánchez asegura que "España está liderando con su ejemplo" el tránsito a la nueva economía

  • El foro se cierra con buenos propósitos y media docena de nuevos compromisos para reducir las emisiones

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su intervención en la cumbre de líderes mundiales por el clima.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su intervención en la cumbre de líderes mundiales por el clima. / Borja Puig de la Bellacasa / Pool Moncloa

3
Se lee en minutos
Ricardo Mir de Francia
Ricardo Mir de Francia

Periodista

ver +

El catastrofismo que acompaña los debates sobre el clima suele ir acompañado del optimismo que generan las posibilidades económicas de la transición verde. Un guion que se ha cumplido en la Cumbre del Líderes organizada por Estados Unidos, cerrada este viernes con un llamamiento de su presidente a aprovechar la oportunidad para crear millones de empleos y relanzar la innovación. “Las naciones que trabajen conjuntamente invirtiendo en una economía más limpia recogerán los beneficios para sus ciudadanos”, ha dicho Joe Biden. “Nuestros compromisos deben hacerse realidad, de otro modo, no son más que humo”. Biden ha insistido en que no hay tiempo para las contemplaciones porque el planeta alcanzará un “punto de no retorno” si el aumento de la temperatura global supera los 1.5 grados respecto a sus niveles preindustriales. 

La cumbre se cierra con media docena de nuevos compromisos para acelerar la reducción de las emisiones contaminantes, que servirán de aperitivo para la mucho más trascendental COP26 de noviembre en Glasgow, y la voluntad explícita de todas las grandes potencias para participar en esta misión colectiva. Hasta las rencillas geopolíticas más enquistadas se han apartado esta vez en nombre del medioambiente. “Me siento muy alentado por el llamamiento de ayer del presidente Putin a colaborar y avanzar en la descarbonización”, dijo Biden antes de cerrar una cita en la que han participado 40 países, con más de un centenar de intervenciones de jefes de Estado, ministros, empresarios, activistas y filántropos. “EE UU está ansioso por trabajar junto a Rusia y otros países en esta misión. Es muy prometedor”. 

Progreso tecnológico 

La jornada sirvió para que algunos países explicaran los beneficios que la transición está aportando a sus economías. El presidente de Kenia, Uhuru Keniata, habló de cómo la energía geotermal está reemplazando a las cocinas de keroseno tradicionales en su país, mientras que el primer ministro, Binyamin Netanyahu, expuso los avances que las empresas tecnológicas israelís están haciendo para almacenar con baterías la energía solar o eólica. La danesa Mette Frederiksen relanzó su compromiso para acabar con las prospecciones de hidrocarburos en el Mar del Norte y reemplazarlas progresivamente con granjas eólicas. 

Creación de empleo en España

En esta segunda jornada intervino también el presidente Pedro Sánchez, quien dijo que “España está liderando con su ejemplo” la transición hacia la economía verde. Sánchez explicó que en los últimos años se han cerrado las minas de carbón y “gran parte” de sus centrales térmicas y que, en 2022, España habrá reducido en un 85% la energía procedente de este combustible fósil. Refiriéndose a los planes de su Gobierno para movilizar 230.000 millones de euros para la transición verde en la próxima década, afirmó que darán pie a crear entre 250.000 y 350.000 empleos

Noticias relacionadas

Su intervención llegó precedida por la polémica, después de que Moncloa colgara el jueves su web oficial un “mensaje del presidente del Gobierno” de menos de un minuto a la cumbre como si hubiese intervenido ese mismo día, cuando se dio la palabra a los principales líderes mundiales. El vídeo acabó desapareciendo de la web después de que ‘El Mundo’ publicara una noticia bajo el titular: “Pedro Sánchez se inventa una comparecencia en la cumbre contra el cambio climático de Biden”.

Al compromiso político escuchado estos días para luchar contra “el desafío existencial que enfrenta el planeta”, que no necesariamente convence a las organizaciones ecologistas, se están sumando últimamente numerosas multinacionales y patronales que solían oponerse activamente a la descarbonización. Un trabajo al que han contribuido filántropos como Bill Gates o Michael Bloomberg, quien reclamó que se redoblen las inversiones públicas para acelerar el proceso. “No podremos derrotar al cambio climático sin nuevas inversiones de proporciones históricas”, dijo el exalcalde de Nueva York.