Investigación de los Mossos

Un cultivo de droga estaría detrás del crimen del maletero de Roses

  • La policía ha detenido a dos hombres que vivían con la víctima

  • En dos habitaciones del piso que compartían había plantas de marihuana

La policía inspecciona el coche donde apareció el cadáver, en Roses.

La policía inspecciona el coche donde apareció el cadáver, en Roses. / ACN / Gemma Tubert

Se lee en minutos

El Periódico

Un cultivo de droga que pertenecía al hombre cuyo cadáver apareció en el maletero de su vehículo en Roses (Girona) el pasado 12 de abril se desvela como el móvil del crimen el día en que el segundo detenido por este asunto ha ingresado en prisión provisional, comunicada y sin fianza. Según fuentes próximas a la investigación, los dos detenidos y la víctima convivían en un piso ocupado en esta localidad de la Costa Brava. Los tres dormían en unos colchones en el comedor de la vivienda ocupada y la víctima cultivaba marihuana en dos habitaciones, según han confirmado a la policía diferentes testigos.

Al llegar los Mossos d'Esquadra a la vivienda en el marco de la investigación del crimen, la droga y el dinero procedente de su comercio habían desaparecido, por lo que las sospechas se centraron en las dos personas que convivían con la víctima. La autopsia ha revelado que el fallecido recibió golpes con un hacha en la cabeza, pero también fue apuñalado, ya que los agentes encontraron el cadáver con un cuchillo clavado en el abdomen.

Noticias relacionadas

Sin embargo, sólo encontraron sangre en la parte superior del cuerpo y la hipótesis es que la víctima fue sorprendida cuando se encontraba tumbada y no pudo defenderse. El cadáver fue hallado el pasado día 12, lunes, y dos días después, el 14, tuvo lugar la primera detención, mientras que el 16 fue detenida en Martorell (Barcelona) una segunda persona con relación al caso.

La policía ha encontrado huellas del segundo detenido en las cintas que amordazaban al fallecido, en el teléfono móvil de éste y, además, unas cámaras de un restaurante lo identifican como el conductor que trasladó el cadáver desde la vivienda hasta el lugar donde apareció. Esta persona, que ya fue condenada en 2005 por otro homicidio, tiene 38 años, es de origen marroquí como el otro detenido y la víctima, y está acusada de un delito de asesinato, otro de resistencia activa grave a agente de la autoridad y un tercero de lesiones.