Organización Médica Colegial

Los médicos piden poner la segunda dosis de AstraZeneca a los esenciales

  • "Los casos de trombosis deben considerarse efectos adversos extraordinariamente raros", subraya la Organización Médica Colegial

  • Los colegios de facultativos son partidarios de que se administre, una vez que se acabe de vacunar al grupo de 60 a 69 años, sin límites de edad

El Wizink Centre de Madrid abre hoy por primer dia otro centro de vacunación masivo comenzando por la vacuna AstraZeneca.

El Wizink Centre de Madrid abre hoy por primer dia otro centro de vacunación masivo comenzando por la vacuna AstraZeneca. / David Castro

Se lee en minutos

Ante el "desconcierto" que en los ciudadanos y los profesionales sanitarios han creado los "vaivenes de decisiones técnico-políticas" en torno a la vacunación con AstraZeneca, que por ahora se ha traducido en un porcentaje variable de anulaciones de cita por parte de las personas convocadas, la Organización Médica Colegial (OMC) ha dado este lunes un paso al frente en defensa de un antígeno que considera "seguro" y "necesario" para frenar la pandemia.

Por ello, la entidad que agrupa a los colegios de médicos de toda España ha emitido un comunicado en el que solicita que, a las personas que hayan recibido ya la primera dosis de AstraZeneca, se les administre la segunda dosis de este mismo preparado, cuando les corresponda. La organización se posiciona así a favor de una de las tres opciones que está estudiando el Ministerio de Sanidad, después de que el Consejo Interterritorial decidiese suspender la vacunación con AstraZeneca a los menores de 60 años, como medida de precaución ante la aparición de raros casos de trombos en personas menores de esa edad.

El limbo

Si bien, la suspensión ha dejado en el limbo a más de dos millones de personas, la mayoría de ellos trabajadores esenciales, que ya habían recibido la primera dosis. En opinión de la OMC, estas personas deberían recibir la segunda dosis de AstraZeneca, en lugar de ser vacunados con viales de Pfizer o Moderna, como ha acordado Francia, o no que no se les administre ningún refuerzo más, que son las otras dos opciones que está barajando el Ministerio de Sanidad.

"El riesgo es tan ínfimo que es poco reflexivo que tengan que pincharse otra vacuna", señala Tomás Cobo, presidente de la OMC en unas declaraciones a EL PERIÓDICO en las que se muestra a favor de que una vez que se acabe de vacunar al grupo de edad de 60 a 69 años, que es al que ahora va destinado AstraZeneca, se pinchen los viales restantes de este preparado al resto de grupos, independientemente de la edad.

El veredicto europeo

La OMC basa su petición en que la ficha técnica de AstraZeneca no contiene limitaciones y en que la Agencia Europea del Medicamento (EMA), en el veredicto que concluye que podría haber relación entre la vacunación y los casos raros de trombos, no ha modificado sus indicaciones de administración.

"Los casos de trombosis de senos venosos cerebrales o venas esplácnicas deben considerarse efectos adversos extraordinariamente raros, habiéndose observado 169 casos en 34 millones de dosis administradas", señala el comunicado de la OMC, que añade que se trata de una vacuna "eficaz y muy segura".

El beneficio

Asimismo, los médicos recuerdan que la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce que "tras la administración de más de 200 millones de dosis, queda claro que el beneficio de la vacuna es incomparablemente mayor que sus raros efectos adversos potenciales y recuerda que, aunque sean plausibles, actualmente no está demostrada su relación causal".

Por todo ello, la OMC pide a los ciudadanos que se dirijan "con total tranquilidad" a recibir su dosis de AstraZeneca en los centros de vacunación habilitados.

El estado de alarma

Noticias relacionadas

Además, ante el debate sobre la posible introducción en la UE de vacunas no autorizadas por la EMA como la rusa Sputnik, los colegios de médicos consideran que es "innecesaria" la incorporación de "nuevas vacunas si la velocidad de suministro actual no se interrumpe". "Ni que decir tiene que el proceso de inclusión de cualquier fármaco debe ser coordinado a nivel nacional y debe respetar las directrices de la EMA, evitando desigualdades entre regiones y autonomías", señala el comunicado.

Por último, los médicos se pronuncian sobre el fin del estado de alarma el próximo 9 de mayo. En su opinión, sería necesario consensuar una nueva ley orgánica o prorrogar el estado de alarma "si las circunstancias lo exigen". Según Cobo, se precisa "una unidad de acción y que las restricciones no dependan de los tribunales", lo que a su juicio crearía, de nuevo, "desconcierto" en la población.