La salud, en riesgo

Collboni advierte de que las imágenes de botellones en Barcelona "no son admisibles"

El teniente de alcalde pide al Procicat que sea "realista" con la realidad urbana de la ciudad ante las nuevas restricciones

Botellón en la Barceloneta.

Botellón en la Barceloneta. / MANU MITRU

Se lee en minutos

El primer teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Collboni (PSC), ha condenado este martes las imágenes de botellones en espacios públicos de la ciudad y las aglomeraciones en las playas de la ciudad que se han visto durante esta Semana Santa y ha asegurado que "no son admisibles".

"Pedimos un esfuerzo a la población para que siga las instrucciones marcadas por criterios sanitarios. Algunas imágenes no son admisibles y ponen en riesgo la salud de la ciudadanía. Son imágenes que no queremos volver a ver", ha expresado en una rueda de prensa.

Collboni ha detallado que entre el viernes y este lunes la Guardia Urbana ha desalojado a 8.459 personas y ha interpuesto 2.077 denuncias, "fundamentalmente por no usar la mascarilla y por no respetar las distancias ni las restricciones de movilidad".las

El concejal ha admitido que la actividad de la Guardia Urbana durante esta Semana Santa ha sido "alta e intensa" y ha pedido a la población esperar a que se extienda la vacunación para poder disfrutar del clima y del ocio al aire libre.

Te puede interesar

En relación a un hipotético aumento de las restricciones de movilidad por parte del Procicat, Collboni ha reclamado que se tenga en cuanta la densidad de Barcelona: "No se pueden poner puertas al mar ni establecer fronteras administrativas que no tienen sentido en el caso de la ciudad".

"Pedimos al Procicat que tenga en cuenta la realidad urbana de Barcelona. Que sean realistas. También pedimos un esfuerzo a la gente más joven y que piensen en sus abuelos y abuelas que aún no están vacunados", ha concluido.