Nueva legislación

La mascarilla, obligatoria al aire libre aunque haya distancia de seguridad

La venta unitaria de mascarillas quirúrgicas solo se podrá realizar en farmacias

Ambiente en el Passeig Marítim de Barcelona.

Ambiente en el Passeig Marítim de Barcelona. / Manu Mitru

Se lee en minutos

La mascarilla será desde mañana miércoles obligatoria al aire libre, incluso en la playa, aunque haya distancia de seguridad para todos los mayores de seis años. El BOE publica este martes la nueva ley por la que el uso de la mascarilla se obligará en cualquier espacio público incluso si se cumple la distancia de seguridad, establecida antes de este endurecimiento en un metro y medio.

El decreto que regulaba hasta ahora el uso de las mascarillas se aprobó el 20 de mayo del año pasado y eximía de su uso cuando existía distancia interpersonal, aunque las adaptaciones que hicieron muchas comunidades autónomas endurecían la medida hasta hacer que la mascarilla fuera obligatoria en todas las situaciones.

La nueva ley sí mantiene que la obligación no será exigible para las personas que presenten algún tipo de enfermedad o dificultad respiratoria que pueda verse agravada por el uso de la mascarilla o que, por su situación de discapacidad o dependencia o no dispongan de autonomía para quitarse la mascarilla. "Tampoco será exigible en el caso de ejercicio de deporte individual al aire libre, ni en los supuestos de fuerza mayor o situación de necesidad o cuando, por la propia naturaleza de las actividades, el uso de la mascarilla resulte incompatible, con arreglo a las indicaciones de las autoridades sanitarias", señala el documento.

Noticias relacionadas

Con respecto a la venta unitaria de mascarillas quirúrgicas que no estén empaquetadas individualmente solo se podrá realizar en las oficinas de farmacia garantizando unas condiciones de higiene adecuadas que salvaguarden la calidad del producto.

Además, incluye que las administraciones competentes velarán por garantizar la suficiente disponibilidad de profesionales sanitarios con capacidad de reorganización de los mismos de acuerdo con las prioridades en cada momento. Asimismo, alude a la garantía de un número suficiente de profesionales involucrados en la prevención y control de la enfermedad, su diagnóstico temprano, la atención a los casos y la vigilancia epidemiológica.