Violencia machista

"Los Mossos debemos probar el maltrato de las mujeres, no cuestionarlo"

  • Un 10% de las mujeres que denuncian maltrato en su relación de pareja se retiran del proceso judicial

  • "Todos los Mossos deben conocer la teoría de la espiral de violencia y los procesos de victimización para no hacer preguntas erróneas a las mujeres que dan el paso de denunciar", sostiene Montserrat Escudé, inspectora del Área Técnica de Proximidad y Seguridad Ciudadana de los Mossos

Manifestación contra la sentencia de ’La Manada’ de Pamplona, en abril del 2018

Manifestación contra la sentencia de ’La Manada’ de Pamplona, en abril del 2018 / Elvira Urquijo A

Se lee en minutos

"¿Y por qué has estado ocho años con esta pareja si te maltrataba?". Esta es una pregunta que bien podría oír una mujer que llega a su comisaría más próxima y quiere denunciar al agresor con el que convive. "Yo no pongo la mano en el fuego porque ningún agente no haga esta pregunta a una mujer maltratada, pero nuestro trabajo es formar a los agentes, a todos, para que entiendan que esta es una pregunta errónea. Y que no la hagan. De nada nos sirve tener una unidad ultraespecializada si los agentes de a pie que entrarán en el domicilio, que tomarán la denuncia a la mujer maltratada, no entienden el complejo proceso de la violencia machista". Así de contundente responde la inspectora Montserrat Escudé, responsable del Área Técnica de Proximidad y Seguridad Ciudadana de los Mossos. Ha encabezado la lucha para acabar con la cifra negra de las mujeres que no denuncian el machismo. Y lo hace haciendo autocrítica. Pero es clara al respecto. "Si las mujeres no tienen sus necesidades básicas resueltas es imposible asumir un procedimiento judicial".

Línea de WhatsApp

El mes que viene, los Mossos estrenan una linia de Whatsapp para que las mujeres que sufren violencia machista puedan informarse sobre el procedimiento judicial. Esta es una medida que implementa la policía catalana para que las mujeres que sufren la violencia machista confíen más en los cuerpos de seguridad y la justicia, y denuncien sus martirios. Otra de las estrategias es formar a los agentes, de todos los niveles, para evitar que las víctimas se sienten cuestionadas. "Que no les sorprenda que las mujeres se presenten al juicio con su agresor, que no se pregunten porqué tardan más de ocho años a denunciar. Todos debemos conocer la complejidad que conlleva la violencia machista.", agrega Escudé.

Noticias relacionadas

La inspectora también admite que es esencial que la policía busque pruebas de las víctimas que demuestren los abusos o el maltrato. "Nosotros estamos para probar el maltrato, no para cuestionarlo. Debemos evitar que ellas sostengan toda la carga probatoria, nos tenemos que fijar en las cámaras de videovigilancia, en el entorno, indagar en testimonios... lo podemos hacer mejor y lo debemos hacer mejor", reconoce.

A pesar de todo, la agente también admite que las mujeres que denuncian deben estar preparadas para ello. "Deben tener resueltas las necesidades básicas", reitera. Entiende, y agradece, que la red de servicios sociales especializados les atienda sin que hayan denunciado al agresor. Y pone varios ejemplos, como son el acceso a la vivienda, ingresos económicos que no dependan del agresor, m poder gestionar una nueva realidad para sus hijos o asimilar las secuelas psicológicas del maltrato. "Si no, iniciar el procedimiento es mucho más difícil", sostiene.