Entrevista Barcelona Global

Leticia De Mattos Arruda: "El espíritu científico de Barcelona es inspirador"

La investigadora Leticia de Mattos.

La investigadora Leticia de Mattos. / B. G.

Se lee en minutos

Leticia De Mattos Arruda es brasileña-española, tiene 42 años y nació en Belo Horizonte, en Brasil. Hace 11 años se trasladó a Barcelona. Antes de asentarse en esta ciudad, la carrera profesional de Leticia ha pasado por temporadas en Nueva York y Cambridge (Reino Unido) como investigadora en institutos oncológicos de primer nivel. Es oncóloga médica, clínico-científica e investigadora principal del grupo Neoantígenos y Vacunas Terapéuticas Contra el Cáncer en el Instituto de Investigación del SidaIrsiCaixa, un instituto de referencia mundial en el campo del VIH y las enfermedades relacionadas, como el cáncer. Leticia es también fundadora de SharyPro, un mercado digital que permite conectar a científicos, investigadores e industria. 

 ¿Por qué escogió Barcelona?

A finales de 2009 tuve la oportunidad de participar en el programa de becas del Instituto de Oncología de Vall d'Hebron y de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO). En ese programa obtuve experiencia práctica en ensayos clínicos de vanguardia y me sumergí en la investigación de laboratorio. Esa fue la razón por la que elegí Barcelona, por la excelencia de las instituciones con las que cuenta y para dar los primeros pasos científicos en mi carrera.

 ¿Qué aspectos de la ciudad destacaría como positivos?El espíritu científico y emprendedor de Barcelona inspiran. Hay muchos aspectos positivos: gente muy cualificada y diversa, ciencia-medicina-tecnología, arte y cultura, gastronomía, además de excelentes parques, playas y monumentos. Además, la seguridad en un punto clave en Barcelona. ¿Qué aspectos de la ciudad hay que mejorar? ¿Cómo?

Barcelona es una ciudad reconocida por su diseño y calidad del espacio público. El urbanismo táctico es una estrategia temporal razonable, pero está interfiriendo negativamente en el tráfico y la estética de la ciudad. Además, el tráfico me preocupa en términos de seguridad y es una fuente de estrés. Podría mejorarse mediante campañas de educación vial.

¿Cuáles cree que son los puntos fuertes de la ciudad para superar la crisis generada por el covid-19?

La calidad y la fuerza de las personas que viven y trabajan en Barcelona. Me refiero a todas las personas, tanto las que han nacido aquí como las que no. La diversidad hace que la ciudad sea más fuerte y rica.

 ¿A qué retos cree que se enfrenta la ciudad una vez remitida la emergencia sanitaria?

La crisis causada por la pandemia del covid-19 ha tenido un enorme impacto en nuestra vida personal y profesional. En este último entorno nos ha obligado a entender que teletrabajar va a ser una parte importante de nuestras vidas en el futuro inmediato. La "digitalización de la vida" será muy común y puede conllevar una oportunidad para ampliar el horizonte en términos de colaboración y mercado de servicios científicos y médicos. En este sentido, pensar en global será clave para poder incluir y dar cabida a los que no están familiarizados con la vida digital, como las personas mayores, y las personas que no tienen fácil acceso a la tecnología.

 ¿Qué espera de la Barcelona de los próximos años?

Espero seguir disfrutando de la inspiración que me aporta el potencial científico, médico, tecnológico, artístico y gastronómico de Barcelona, y que este potencial siga atrayendo talento en todos los campos en los próximos años. 

Noticias relacionadas

 ¿Cuál siente que es su ciudad? ¿Qué es lo que más echa de menos?

Barcelona es ahora mi ciudad, me siento totalmente integrada. Por supuesto, me encanta viajar por trabajo y por ocio a diferentes ciudades como Londres, París o Sevilla y volver dos veces al año a Brasil para ver a mi familia. Cuando lo hago, lo que más me gusta es volver a Barcelona y ver la costa mediterránea y las luces parpadeando desde la ventanilla del avión.