La joven de 19 años que controló el autobús de Lleida: "El conductor se desplomó"

  • Elizabeth, una pasajera que no tiene carnet de conducir, sujetó el volante del vehículo hasta que se detuvo por completo

  • Alguien aprovechó el desconcierto para robarle la cartera a la chica, aunque la policía se la devolvió horas después

Elisabeth Muñoz, la pasajera de 19 años y sin carnet de conducir que este lunes evitó una tragedia al tomar el control de un autobús urbano en el barrio de Pardinyes, en Lleida.

Elisabeth Muñoz, la pasajera de 19 años y sin carnet de conducir que este lunes evitó una tragedia al tomar el control de un autobús urbano en el barrio de Pardinyes, en Lleida. / Itmar Fabregat / Segre

Se lee en minutos

El Periódico

El conductor del autobús en el que viajaba se desmayó al volante y el vehículo circuló unos 350 metros “sin control” y en sentido contrario desde la plaza Font i Quer hasta el campo de fútbol del barrio de Pardinyes, en Lleida.

Elizabeth, una pasajera de 19 años y sin carnet de conducir, sin pensárselo dos veces, decidió tomar las riendas de la situación y sujetar el volante hasta que el bus se detuvo. La joven tuvo que dar un volantazo para no colisionar con los coches aparcados. "Vi que el conductor se había desplomado y corrí a coger el volante. No sabía cómo pararlo, había muchos botones, así que mi único objetivo era que no chocáramos contra nada ni nadie”, ha asegurado la chica al diario 'Segre'.

"No sabía como abrir la puertecilla [del conductor] y no podía acceder a los pedales. Le quité el pie del acelerador y continué por el carril. Se había desmayado antes de girar e íbamos en sentido contrario", ha comentado Elizabeth en TV-3.

Ayuda de otro conductor de autobús

Te puede interesar

El chófer de otro autobús con el que se cruzaron aparcó su vehículo, se bajó y le dijo qué debía hacer por la ventanilla. Finalmente el otro conductor pudo frenar el vehículo accediendo desde la ventanilla.

Gracias a el arrojo de Elizabeth, el susto se quedó solo en unos daños materiales en la rueda delantera del vehículo, pero sin ningún pasajero o viandante herido. Aunque otra cosa a lamentar fue que, durante el cambio de bus y una vez controlada la situación, alguien le robó la cartera a Elizabeth. Aunque "la policía la recuperó por la noche", ha explicado la propia joven.