Día de la Mujer

La pandemia estrangula las oportunidades laborales de las madres

  • Casi una de cada cuatro mujeres ha tenido que renunciar a todo o parte de su trabajo para el cuidado de sus hijos

  • El Gobierno estudió una baja laboral remunerada para las cuarentenas preventivas de menores, que no ha sido aprobada

Una madre con las actividades cotidianas del cuidado de sus hijos

Una madre con las actividades cotidianas del cuidado de sus hijos / Ferrán Nadeu

Se lee en minutos

La conciliación laboral y familiar siempre ha sido una asignatura pendiente en España, sobre todo para las mujeres y las familias con menos recursos. Pero, con la llegada de la pandemia y los niños confinados en casa cada dos por tres, la reducción o anulación de las extraescolares y la necesidad de mantener a los abuelos a salvo del virus, los problemas se han multiplicado exponencialmente. Pese a ello, ni el Gobierno ni las administraciones autonómicas han adoptado soluciones del todo satisfactorias y que se adapten a todas las familias, según admitió la ministra de Igualdad, Irene Montero, en una entrevista reciente con EL PERIÓDICO.

Esa falta de ayudas provoca sean mayoritariamente las madres las que carguen con la situación sobre sus hombros. De hecho, el 94% de las personas que ha solicitado un trabajo a tiempo parcial para cuidar de menores, dependientes u obligaciones familiares son mujeres y la brecha ha empeorado un 27% en el último año. Así, en 2019 había 12,7 mujeres por cada hombre en esta situación y en 2020 la cifra se elevó 16,2, según datos de un reciente informe del sindicato CSIF sobre los problemas laborales de las féminas que concluye también que la brecha salarial se sitúa ahora por encima del 23%, lo que significa que España ha retrocedido a niveles de 2013 debido al covid.

Las renuncias

Teniendo en cuenta exclusivamente los problemas de conciliación, un sondeo del Club de Malasmadres, realizado con 7.561 encuestas entre el 12 y 14 de febrero, revela que casi una de cada cuatro mujeres (el 22%) ha renunciado en el último año a todo o parte de su trabajo para cuidar de sus hijos.

De las que han 'renunciado', el 21% ha cogido excedencias y el 11% reducción de jornada completa

De ellas, el 74% han tenido que recurrir a días de sus vacaciones para atender a los menores durante las cuarentenas preventivas, dado que no existe ningún tipo de baja laboral remunerada al 100 por 100 en el caso de que toda la clase o unos pocos niños tengan que estar en casa 10 días porque en su aula haya habido un caso positivo. Asimismo, un 21% ha cogido excedencias o días sin sueldo y 11% ha solicitado reducción de jornada completa, lo que implica no percibir un salario.

“El coste de la pandemia lo están sufragando las madres con la renuncia, una vez más, como única solución”, denuncia Laura Baena, presidenta de una asociación que lleva meses pidiendo al Gobierno medidas de apoyo a las familias. Si bien, el Ejecutivo estudió la creación de una baja laboral en casos de cuarentena preventiva de menores que, por ahora, no ha sido aprobada.

El teletrabajo

Te puede interesar

La encuesta de Malasmadres señala además que a un 37% de las mujeres con hijos se les ha denegado la opción de teletrabajar, pese a realizar tareas compatibles con el trabajo a distancia. El teletrabajo no es la solución a los problemas de conciliación, por las dificultades que acarrea trabajar con los niños en casa, pero en ocasiones es una solución menos mala que dejar a los menores con los abuelos o solos (si la edad lo permite), en el caso de las familias que no pueden pagar un cuidador o un recurso similar. Al menos, mientras que las autoridades recomienden que no estén en contacto estrecho con personas vulnerables.

Por último, el sondeo señala que para el 73% de las mujeres que conviven con su pareja la corresponsabilidad se ha mantenido igual o incluso a empeorado (para el 11%), frente al 14% que creen que ha mejorado.