CENTROS COMERCIALES

Los centros comerciales reabren a medio gas tras casi dos meses cerrados

  • Las tiendas se estrenan a medio gas y con muchas medidas de seguridad

  • Muchos de los clientes han acudido para devolver o cambiar regalos de Navidad

Colas en el Centro Comercial Glòries.

Colas en el Centro Comercial Glòries. / ELISENDA PONS

3
Se lee en minutos
Victoria Flores

Este lunes han vuelto a abrir los centros comerciales en Catalunya después de casi dos meses con la persiana bajada. Sorprenden las largas colas que hay para poder entrar en muchas de las tiendas. Paula es la encargada de una de ellas, en el Centro Comercial Glòries de Barcelona. "Estábamos deseando poder volver a abrir al público", cuenta con una sonrisa mientras observa de reojo todo lo que ocurre en el local que dirige. "Nada puede salir mal el primer día", insiste. En la puerta, los trabajadores del centro comercial dan los últimos retoques, colocan pegatinas para controlar que se respeta la distancia de seguridad y comprueban que todo está limpio y perfecto para los visitantes que van llegando desde primera hora.

Organizando una de las múltiples filas de clientes está María, que explica en voz alta cuáles son las medidas que los clientes deben respetar una vez dentro: "Devoluciones a la derecha, pagos a a la izquierda, no se puede subir a la segunda planta...". Esta reapertura se produce a medio gas, ya que los comercios están funcionando solo al 30% de su capacidad y los grandes espacios solo pueden abrir hasta 400 metros cuadrados. "Ya ha habido algún cliente que ha venido enfadado diciendo que había muy poca ropa, pero nosotros no podemos hacer nada más", apuntaba la joven mientras repartía gel a quienes iban entrando.

Dentro de una de las tiendas, Brenda corre de un lado para otro colocando etiquetas de precios, reordenando la ropa y atendiendo a los compradores que van entrando. "Estamos teniendo muchísima clientela desde que hemos abierto, aunque es cierto que muchos han aprovechado para venir a devolver regalos de Navidad o compras de la web" señala. Coincide también eb señalar la cantidad de público Miguel, que atiende un puesto de cafetería en uno de los pasillos del recinto, aunque lamenta que el no poder abrir los fines de semana ha hecho que algunos compañeros no hayan podido volver a trabajar.

Paula ha llegado a primera hora para comprar, "tenía muchas ganas de volver", pero recalca que hay muy pocos espacios abiertos. Se queja de que hay ropa a la que es complicado llegar o que para conseguirla hay que pedir ayuda a los trabajadores porque están en las zonas "prohibidas". Coinciden con esto último Sandra y sus amigas. "No sabes si se pueden pedir ciertas prendas y hay cosas que no explican, pero es cuestión de acostumbrarse" opina.

Las criticas del sector

Noticias relacionadas

Desde la Asociación Española de Centros y Parques Comerciales (AECC), Víctor García, su portavoz en Catalunya, indica que esta reapertura es "muy esperanzadora, especialmente después de llevar casi dos meses sin poder abrir las puertas". Desde que comenzó la pandemia, hace ya casi un año, los centros comerciales han permanecido cerrados unos160 días, la asociación calcula que se ha podido perder alrededor de la mitad de la facturación anual. García ve con positividad la cantidad de personas que han acudido a comprar, aunque insiste en que se debe tomar con cautela, "es el primer día y la gente tiene muchas ganas, hasta la próxima semana no se podrá valorar realmente cómo se comporta el cliente".

Apunta también el portavoz en que el comercio solo ha supuesto el 0.03% de los contagios y los rebrotes que ha habido a nivel nacional por lo que "no se entiende que se esté discriminando tanto a este sector". Víctor insiste en que no hay peligro a la hora de acudir a las grandes superficies de compra, "la gente sabe que para entrar en las tiendas deben llevar bien puesta la mascarilla y que tiene que echarse el gel", concluye.