Violencia en las calles

Indignación policial por el incendio de una furgoneta de la Urbana con un agente dentro

  • Clamor de repulsa de los sindicatos policiales al incendio de un furgón de la Guàrdia Urbana de Barcelona

  • El sindicato de Policía Local SAPOL se personará en los tribunales contra el detenido por el atentado.

Incendio de la furgoneta de la Guardia Urbana

Incendio de la furgoneta de la Guardia Urbana

Se lee en minutos

La totalidad de los cuerpos policiales han mostrado su malestar y la repulsa por la acción de unos incontrolados que, durante los altercados provocados tras la manifestación en favor de Pablo Hasél, acabó provocando el incendio de uno de los furgones de la Guàrdia Urbana que protegía la comisaría de la policía local barcelonesa en las Rambles. Había un agente al volante de la misma, que afortunadamente pudo salir por su propio pie por la puerta del acompañante instantes ante de que el vehículo quedara envuelto por las llamas. El sindicato mayoritario entre los mandos de los Mossos cuestionó directamente la posibilidad de que la CUP, convocante de la marcha, pueda influir en el cambio de modelo policial catalán a cambio de su apoyo al nuevo Govern.

El sindicato de policía local de Catalunya SAPOL ha anunciado que se personará en los tribunales como acusación contra los responsables del incendio del vehículo policial, habiendo al menos un detenido vinculado presuntamente con el atentado. "Mientras los políticos se esconden, nosotros haremos lo necesario para que todo el peso de la justicia caiga sobre los responsables", ha advertido SAPOL en las redes sociales.

Desde el sindicato SPC Mossos i PL (Policía Local) mandaron mensajes de apoyo a las unidades que trataban de sofocar la revuelta: "Esperamos que el resto de compañeros que hoy estaréis al pie del cañón trabajando para reestablecer el orden no sufráis daños. Muchos ánimos y todo nuestro apoyo". Pero las muestras de apoyo se han tornado en indignación conforme las imágenes de la furgoneta de la Urbana en llamas se difundían por las redes sociales. Desde Twitter, el SUP (Sindicato Unificado de la Policía) clamaba: "Altercados en #Barcelona Esto no es #LibertadDeExpresión es simplemente vandalismo puro y duro. Aprovechar el encarcelamiento de #PabloHasel para destrozar las ciudades es una excusa torpe y sin argumentos. Todo nuestro apoyo a nuestros #compañeros #Mossos".

Quejas contra los políticos

La muestra de repulsa fue unánime y empezó a señalar a los partidos políticos en el Govern como responsables en parte de lo ocurrido. Desde Fepol (Federación de Profesionales de la Seguridad Pública) advertían en su cuenta de Twitter: "Esta noche la vida de agentes Guardia Urbana de Barcelona ha corrido serio peligro. Los agentes de policía Local,  mossos, estamos indefensos por la clase política en Catalunya. La violencia va en aumento y observamos perplejos políticos avalándola ¿esto dónde se ha visto?", y añadían "Esperamos un posicionamiento coherente de todos los partidos del Parlament. Esto no puede seguir así, la violencia hacia los agentes cada vez es peor. Necesitamos firmeza hacia los violentos y garantías para los garantes de la seguridad".

El mosso Toni Castejón, portavoz del SAP-Fepol, cree que "lo de este sábado con una furgona ardiendo es gravísimo. Los políticos nos cuestionan y desautorizan defendiendo a gente violenta indirectamente. Han subido el listón de violencia y solo se habla del modelo de orden público como si ese fuera el problema".

Desde SICME, el sindicato que agrupa al 90% de los mandos superiores de los Mossos d'Esquadra, fueron más explícitos: "En esta manifestación convocada por la CUP, entre otros, se ve claramente cuál es el modelo de orden público que proponen. ¿Diputados y diputadas, el cambio empieza por intentar matar agentes de policía quemándolos?", añadían referencia a JuntsXCat y Esquerra Republicana. También desde la organización sindical Mossos de CCOO, que han interpelado directamente al 'conseller' Sàmper y a los mandos del cuerpo: "¿Tendremos que lamentar la muerte de un policía? ¿Este es el nuevo modelo de orden público que están negociando? ¡Lo que hay en el interior de las furgonetas son personas! Hagan alguna cosa, es su obligación y su responsabilidad".

Del mismo modo reclamaban soluciones desde el SME, el sindicato de Mossos d'Esquadra, con otro mensaje en redes sociales: "De momento 10 detenidos (fueron 13). Mientras algunos políticos buscan sus sillas, los autónomos, restauradores y múltiples negocios se ven atacados y robados, y los policías en el punto de mira. Vergüenza".

Se acumulan las condenas

También llegaron muestras de repulsa de otros cuerpos policiales de España. Desde el País Vasco, ESAN, sindicato de las Policias Vascas, trasladó desde Euskadi todo el apoyo a los Policías Catalanes, "la situación es vergonzosa y se pone a su disposición para ayudarles en todo lo que necesiten".

Juan Carlos Sáenz, secretario de organización del sindicato de la Ertzaintza SIPE-FEPOL, ha expresado su "desprecio" por "toda esa horda de miserables que están atentando contra las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado". En su opinión, los vividos en Barcelona son "actos terroristas que buscan atentar contra la vida de los policías, con la complicidad de una serie de políticos, unos con silencio y otros con sus declaraciones".

"Estos no son actos en la lucha de la libertad de expresión, estos son actos de vandalismo, saqueo y terrorismo", comenta el sindicato SIPE en una carta abierta enviada al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Los antidisturbios de la Brigada Móvil de la Ertzaintza se vieron esta semana atrapados en una situación peligrosa durante una manifestación de trabajadores de la firma Tubacex.

Ertzainen Nazional Elkartasuna (ERNE), el sindicato mayoritario de la Ertzaintza y las policías locales vascas, emitió en la noche del sábado una nota de "solidaridad con los policías catalanes". En su boletín Berria, actualizado en la misma noche, incorporan una foto la furgoneta de la Guàrdia Urbana de Barcelona que ha sido incendiada en las protestas con el mensaje dirigido a las fuerzas de seguridad catalanas: "No estáis solos. Contad con todo nuestro apoyo".

Las imágenes de la furgoneta barcelonesa ardiendo que se han visto en la noche de este sábado impactan de forma especial entre los policías vascos porque uno de ellos, Jon Ruiz, sufrió graves quemaduras dentro de su furgón en un atentado de la kale borroka en Rentería en 1995, cuando un cóctel molotov entró en el vehículo.

"Quiero hacerles llegar mi apoyo y solidaridad en estos momentos tan duros que están viviendo los mossos y la Guárdia Urbana de Barcelona bajo la violencia que están sufriendo -dijo a EL PERIÓDICO Roberto Seijo, secretario general del sindicato-, y pedir a los responsables políticos en Catalunya el apoyo unánime a los compañeros de policía que allí arriesgan su vida por todos los ciudadanos y ciudadanas. No hacerlo es irresponsabilidad y cobardía".

Desde Madrid, la Confederación Profesional de Policía Municipal (CPPM) rechazó lo visto en Barcelona comentando en Twitter: "Esto ya sobrepasa todo los límites. ¿Qué más tiene que suceder para que las leyes protejan a los servidores públicos?"

Fuerzas estatales

Los sindicatos de las Fuerzas de Seguridad del Estado participan también en la ola de condenas. En Barcelona, Alfonso Merino, secretario general de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) en Catalunya, comenta a este diario: "Las imágenes que vimos anoche nos retrotraen a la kale borroka de los años duros en el País Vasco". El dirigente de la asociación de guardias remarca: "Expresamos nuestro apoyo a los compañeros de toda Catalunya, y condenamos lo que, más que manifestaciones, son en realidad puros ataques y asaltos a la policía. Esta situación se da mientras la CUP pide que se disuelva la Brigada Mobil de los Mossos, lo cual, más que un disparate, sería una aberración, el camino para intentar extender la anarquía".

El guardia civil David Domínguez, secretario provincial de AUGC para LLeida y Tarragona, reitera desde el Baix Camp el apoyo de su organización a mossos y policías locales catalanes, "que, pese a la situación política y ruptura social, intentan proteger los negocios y salvaguardar del terrorismo urbano a la ciudadanía - dice a EL PERIÓDICO-. Creemos que las decisiones políticas deben de alejarse de las intervenciones policiales ya que ponen en riesgo la seguridad de los agentes".

Las organizaciones de la Policía Nacional han expresado igualmente su repulsa a la violencia en las calles catalanas. Analizando los vídeos del incendio del furgón policial en Barcelona, el Sindicato Unificado de Policía (SUP) emitió anoche un mensaje en redes sociales considerando que "es claro que es un intento de asesinato. Había un compañero dentro del vehículo. Esperamos la condena de los grupos políticos".

El secretario general del SUP en Catalunya, Luis Mansilla, cree que "estamos ante una violencia cada vez más organizada. No son grupos espontáneos con motivación ideológica. Quieren causar daño y buscar notoriedad, obedecen a directrices claras y con reparto competencial entre ellos". Mansilla lamenta que "esta violencia aprovecha un momento de impass político, de negociación, mientras lo paga la ciudadanía, lo paga Barcelona y lo pagan los agentes de seguridad", y añade: "Echamos de menos un posicionamiento de los políticos. Una sociedad sin normas no es sociedad".

Te puede interesar

La Confederación Española de Policía (CEP) lamentó a través de su sede en Barcelona los sucesos vividos este sábado. "¿Y los derechos de la Policía en Cataluña? -se preguntaba en Twitter comentando el vídeo del incendio del vehículo policial-. Es inaceptable este tipo de manifestaciones. Todo nuestro apoyo a nuestros compañer@s de Guardia Urbana y Mossos d'Esquadra. La violencia nunca está justificada y menos aún cuando incendias un vehículo policial con compañeros dentro".

La plataforma sindical Jusapol también condenó en redes sociales a la hora en que se estaban produciendo los disturbios: "Nuestro apoyo a los compañeros de Guardia Urbana. No se pueden permitir estos actos ni blanquear la violencia. O se está del lado de la democracia o se está fuera", dijo.