Inyección de moral para el turismo en Girona

Las reservas hoteleras de británicos en la Costa Brava crecen un 225% en una semana

El plan de desescalada de Boris Johnson dispara el interés por destinos turísticos en las costas españolas

Tossa de Mar.

Tossa de Mar.

Se lee en minutos

Marc Verdaguer

"La gente tiene muchas ganas de viajar. El mercado británico es muy importante y desde el anuncio de Boris Johnson nuestros hoteles de la Costa Brava han tenido un pico de ventas muy importante", explica el Director de Revenue de la cadena hotelera Med Playa, Roger Calafell, al 'Diari de Girona', medio del grupo Prensa Ibérica. Calafell alude a establecimientos como el hotel Monterrey de Platja d'Aro o el Sant Eloi y el Esmeraldas de Tossa de Mar para explicar que el incremento de reservas de cara a la temporada de verano en los últimos días ha sido de un 225%.

El lunes, en el anuncio de su plan de desescalada, el primer ministro británico, Boris Johnson, estableció una hoja de ruta "prudente, pero irreversible" que debería desembocar en el retorno a la normalidad el 21 de junio y, con ello, la reapertura de los vuelos internacionales a partir del 17 de mayo. Un anuncio que, enseguida, provocó que miles de británicos comenzaran a buscar destinos de cara al verano con compañías como Ryanair o EasyJet. Las costas españolas y portuguesas o las islas griegas o Chipre son los destinos más solicitados.

Ryanair ya ha confirmado que, de cara al verano, el aeropuerto de Girona-Costa Brava tendrá una treintena de rutas operativas y, ante la falta de buenas noticias desde hace meses, esto, la progresiva llegada de las vacunas y las palabras del primer ministro británico son una buena inyección de moral para el sector turístico de Girona. "Es una muy buena noticia, desde el sector se han recibido con ilusión y esperanza el anuncio de Boris Johnson, seguramente aún es pronto para tener datos de reservas que lo corroboren, pero está claro que hay ganas de viajar y estamos convencidos de que este verano será mejor que el del año pasado", explica la gerente del Grupo Costa Brava Centre, Judit Lloberol. Esta compañía agrupa hoteles, restaurantes, locales de ocio y campings, sobre todo, de la zona del Baix Empordà.

Precisamente desde los campings, un colectivo que en Girona tiene establecimientos de referencia muy valorados en Europa, evalúan el anuncio de Boris Johnson como "muy buena noticia para el sector". "Todavía es demasiado pronto para contabilizar su impacto en las reservas, se podrá hacer dentro de unos días, pero hay que tener en cuenta la gran importancia del turismo internacional para los campings gerundenses", explica el presidente de la asociación que los agrupa, Miquel Gotanegra.

"Brizna de esperanza"

También, desde la Asociación Turística de Apartamentos Costa Brava-Pirineu de Girona (ATA), a pesar de remarcar que el turista británico no es su principal cliente, consideran que "el regreso de los viajes internacionales en el Reino Unido a partir del 17 de mayo representa una brizna de esperanza". En la misma línea que Lloberol, el Grupo Costa Brava Centre o Gotanegra desde los cámpings, la vicepresidenta de ATA Esther Torrent apunta que "deberíamos esperar unos días para saber realmente el efecto de este anuncio en nuestro sector".

Menos dudas sobre el efecto del plan de desescalada revelado por el Gobierno de Londres tiene Roger Calafell de Med Playa en los hoteles de la cadena en localidades como Tossa, donde el turismo británico es muy importante, o en Platja d'Aro. "En el conjunto de los hoteles de la cadena, tras el anuncio de Boris Johnson en cuanto a los viajes al extranjero de los británicos, el incremento de reservas ha sido de un 415% y en los de la Costa Brava han sido de un 215%", dice el ejecutivo de la compañía Med Playa, que fue fundada a finales de la década de los setenta en la Costa Brava y que ahora también tiene establecimientos en Salou, Calella, Benalmádena o Bulgaria y explota otros en las costas catalanas, valencianas y malagueñas.

Noticias relacionadas

En la Costa Brava, el turismo británico es importante; sin embargo, en muchas localidades, aún lo es más el francés o de otras nacionalidades que llega a Catalunya por carretera y, por ello, tanto desde el Grupo Costa Brava Centre como desde la Asociación de Apartamentos Turísticos recuerdan la importancia de la reapertura de la frontera de la Jonquera. "Sería muy importante para nosotros que la frontera se abriera lo antes posible, en Francia tienen las vacaciones muy repartidas por zonas, y el mes de abril es un buen momento para trabajar", apunta Judit Lobera. La vicepresidenta de ATA, Esther Torrent, recuerda que están "muy pendientes de los movimientos que haga Francia en los próximos días para saber cómo se podrán comportar los turistas franceses esta temporada" porque son unos de sus principales clientes; así como también de "los alemanes, holandeses, los belgas y los turistas procedentes del resto de países europeos".

Abrir fronteras pronto y avisar con tiempo es lo que pide, con vehemencia, la gerente del Grupo Costa Brava Centre, Judit Lloberol. Es decir, que las medidas que se tomen sean anunciadas con suficiente antelación: "Hoy mismo (por el jueves) tenían que anunciar y al final será mañana (este viernes). Esto ocurre muy a menudo y no tienen en cuenta que un hotel no se puede poner en marcha con la misma facilidad que se llena una nevera".