Pandemia

Confinados ya cuatro módulos de la prisión de Quatre Camins por el brote de covid

  • Hay 82 presos contagiados de los que 250 personas han sido contacto estrecho.

  • Este sábado se harán pruebas PCR a los vigilantes incluidos en ese grupo

La cárcel de Quatre Camins.

La cárcel de Quatre Camins. / ACN / Albert Segura Lorrio

Se lee en minutos

La dirección del Centro Penitenciario de Quatre Camins, en La Roca del Vallés (Barcelona), ha decidido este viernes 26 confinar tres módulos más de la prisión -ayer estaba afectado el 4- ante la extensión que ha alcanzado un brote de coronavirus que en la jornada de este jueves afectaba ya a 82 presos.

Los módulos confinados son el 5, el 8, y el módulo DERT, o de régimen cerrado, donde permanecen los reclusos más peligrosos, que están clasificados en primer grado penitenciario. En una nota interna enviada por el director, Domingo Estepa, a toda la plantilla del centro, y a la que ha tenido acceso EL PERIÓDICO, se prohíbe la entrada o salida de cualquier preso en esas zonas y se insiste en la orden de usar mascarillas FFP2 emitida este jueves.

Los presos afectados son 80 del módulo 4, uno del módulo 5 y uno del módulo 8, según la Secretaria de Mesures Penals i Reinserció de la Generalitat de Catalunya. No se han visto afectados funcionarios, según la entidad, que este viernes cuenta 125 internos y 62 funcionarios positivos en las prisiones catalanas y 576 y 461 respectivamente dados de alta.

Un recuento realizado por la dirección del centro cifra en 250 las personas que han tenido contacto estrecho con los presos contagiados. La prisión de Quatre Camins está convocando a sus funcionarios incluidos en ese grupo de riesgo para someterse a pruebas PCR este sábado.

En la cárcel barcelonesa las labores de rehabilitación de los presos quedan suspendidas momentáneamente. "El personal de rehabilitación se deberá abstener de hacer atención en el módulo, si no es por un motivo excepcional debidamente autorizado", dice el comunicado interno.

Te puede interesar

Las medidas decididas se corresponden, dice la nota, con la aplicación del "Protocol del Covid-19" y para "reducir el impacto sobre la población penitenciaria". El confinamiento de esos módulos supone de facto la suspensión de todas las visitas y comunicaciones con el exterior, como pedían los funcionarios, al advertir en esos contactos el mayor vector de contagio.

Las nuevas órdenes en Quatre Camins se mantendrán "el tiempo que nos indiquen las autoridades sanitarias", termina el comunicado, y un mínimo de 10 días.

Temas

Coronavirus