Efectos de la pandemia

Preocupación en la Escolanía de Montserrat por el descenso de alumnos nuevos

La dirección del centro atribuye la caída al "miedo" y a la "parálisis" a raíz del coronavirus

Asegura que la Abadía aportará la "ayuda necesaria" y que la continuidad de la escuela no peligra

Dos alumnos de la Escolanía de Montserrat se visten para cantar.

Dos alumnos de la Escolanía de Montserrat se visten para cantar. / ACN

Se lee en minutos

El Periódico

La Escolanía de Montserrat vive una situación anómala a raíz de la pandemia del coronavirus. El centro ha visto caer en picado el número de alumnos nuevos y lo atribuye al "miedo a los contagios y a la crisis económica" y a la "parálisis" que vive el país por el covid-19. El curso 2020-2021, ya bajo el impacto de la pandemia, arrancó con solo 5 alumnos más y la demanda para el próximo curso 2021-2022 es similar. "En un año normal, para estas fechas teníamos ya una veintena de interesados que ya estaban haciendo las pruebas de acceso", explica el padre Efrem de Montellà, prefecto de la Escolanía.

La Escolanía tiene habitualmente unos 53 alumnos aunque en estos momentos son 47. Cada curso entran entre 10 y 12 alumnos nuevos. Sin embargo, la crisis del covid ha afectado también a este centro escolar tan especial. El pasado mes de agosto, que es cuando empieza el curso en Montserrat, quedaron cinco plazas libres en cuarto de primaria --primer curso que se puede realizar en el centro-- y la previsión para el próximo curso sigue siendo a la baja.

De Montellà cree que "la crisis económica o el miedo a los contagios" pueden ser algunos de los motivos que explican este descenso pero ha despejado cualquier duda sobre la continuidad del centro. Así, asegura que la Escolanía "es la gran apuesta de la Abadía de Montserrat" y "un muy buen lugar para los niños y las familias". "Se sabe que la Escolanía existe desde hace 700 años y desde entonces ha cantado ininterrumpidamente en Montserrat", recuerda antes de señalar: "No imaginamos Montserrat sin la Escolanía". Por ello, apunta, la Abadía aportará "la ayuda que sea necesaria" al proyecto. "Ya se han vivido otras épocas de crisis sanitarias, e incluso guerras, y siempre se ha buscado la manera de mantenerla", añade.

El centro afronta con buen ánimo esta etapa incierta: "Si ahora pasamos una temporada con menos alumnos, haremos lo que sean para que estén contentos y ya vendrán tiempos mejores", afirma el prefecto de la Escolanía.

Un grupo de escolanes se prepara para entrar en la basílica de Montserrat.

/ ACN

Te puede interesar

Como el resto de escuelas catalanas, la Escolanía no puede ofrecer las tradicionales puertas abiertas. En su lugar, ha organizado visitas personalizadas y una conferencia informativa on line para el próximo 8 de marzo. La escuela ofrece educación desde cuarto de primaria hasta 2º de la ESO. En principio la entrada al centro es en 4º de primaria aunque también se puede hacer en 5º.

Preguntado sobre la posibilidad de que puedan entrar niñas en la Escolania, De Montellà afirma que "este debate no está sobre la mesa". En este sentido, dice que siguen la "tradición de hace siglos en que las voces blancas eras masculinas. "Tenemos un patrimonio de partituras y composiciones pensadas para esas voces blancas masculinas y, de momento, seguimos esta tradición", argumenta. Y añade: "tampoco tenemos preparado el edificio ni la estructura para tener una Escolanía mixta". El prefecto opina que si algún día se abre el debate sobre la entrada de niñas, esto "no debería ser por la necesidad de tener más alumnos, sino porque se apuesta por un proyecto diferente o por tener un doble coro".