La NASA divulga el primer vídeo de la llegada del róver 'Perseverance' a Marte

Se lee en minutos

Cuatro días después de que la NASA tocara tierra con éxito en Marte a bordo de la sonda robótica Perseverance, el mundo ha podido ver los primeros vídeos del histórico aterrizaje en el planeta rojo. “Queremos hacerles partícipes de este viaje. Son vídeos realmente asombrosos. Es la primera vez que hemos podido capturar un acontecimiento como la llegada a Marte”, ha dicho a modo de presentación Mike Watkins, director del Jet Propulsion Laboratory de la agencia espacial en Pasadena (California). 

Los 3 minutos y 25 segundos de metraje muestran en alta resolución el descenso de la nave hasta la superficie marciana. Desde el momento en que se desplegó el paracaídas para ralentizar su aproximación, cuando la sonda se encontraba todavía a 12 kilómetros del cráter escogido en el hemisferio norte del planeta para comenzar la exploración, al instante en que se levanta el polvo de la superficie segundos antes del aterrizaje. Una superficie marrón con destellos rojizos, no muy distinta a un desierto rocoso enmarcado por colinas que se levantan en la distancia. "Touchdown confirmed (aterrizaje confirmado)", gritaron entonces a modo de celebración los científicos de la NASA.

Durante el descenso los micrófonos de la nave no funcionaron, pero el problema acabó subsanándose una vez en tierra. El resultado es el sonido de las primeras ráfagas de viento tomadas en Marte, otro hito para la exploración especial. Desde el aterrizaje del jueves, la mission avanza sin contratiempos inesperados, según los ingenieros de la NASA.  “La Perseverence se encuentra bien de salud, todas sus actividades prosiguen como habíamos planeado”, ha afirmado Jessica Samuels, una de las responsables de la misión.  

Te puede interesar

Durante el fin de semana la nave ha ejecutado más 5.000 órdenes enviadas desde el centro de control y ha recabado de 30 gigas de datos con información sobre Marte, incluidas unas 23.000 imágenes del planeta. La Perseverance se ha instalado junto al cráter de Jezero, situado a unos dos kilómetros de lo que fue hace más de 3.000 años el delta de un río. La NASA pretende recoger rocas y otros restos químicos para analizar si un día pudo haber microbios vivos en el planeta rojo. 

Hasta ahora la sonda solo había enviado fotografías. Su primer selfie llegó el mismo jueves del aterrizaje. "El momento que mi equipo soñó durante años, ya es una realidad", escribió en Twitter el equipo de la NASA al frente de la misión para ilustrar la imagen que muestra el trepidante descenso a la superficie. Los siete minutos de terror del aterrizaje concluyeron con una foto disparada desde el 'jetpack' en la que se muestra el robot desde arriba momentos antes de que sus ruedas tocaran suelo. 

Temas

Marte