Nueva pelea en el Gobierno

La ‘ley Zerolo’ pasa el primer trámite en medio del fuego cruzado entre PSOE y Podemos

  • Los morados acusan a los socialistas de saltarse el acuerdo al impulsar la norma en solitario

  • Calvo insiste en que la ‘ley trans’ necesita de un “tiempo razonable” para alcanzar la seguridad jurídica

Carmen Calvo e Irene Montero.

Carmen Calvo e Irene Montero. / JOSÉ LUIS ROCA

Se lee en minutos

El Congreso ha admitido este martes a trámite la ley de igualdad de trato y no discriminación que enfrenta a Podemos y al PSOE, dado que los primeros, que se han abstenido en la votación, acusan a los socialistas de presentar la proposición de ley sin contar con ellos y el Ministerio de Igualdad. Según ha señalado el diputado morado Ismael Cortés desde la tribuna, el acuerdo entre ambos era que presentarían la norma “de manera consensuada” pero se “enteraron por las redes” de que el partido liderado por Pedro Sánchez impulsaba el texto en solitario, lo que, a juicio de Unidas Podemos, “desvirtúa el pacto de coalición”.

Si bien, el PSOE sostiene que su socio sabía “perfectamente” que la ley se iba a registrar y se negó a firmarla en el último momento. En este ambiente, el resto de partidos han pedido a ambos socios que dejen el “show” y las peleas “por quien se pone la medalla”. Asimismo, partidos de izquierda han reclamado a los socialistas que no aprovechen esta norma para “impedir la ley trans”.

Y es que la ley de igualdad de trato, que los socialistas denominan ‘ley zerolo’, dado que el histórico dirigente socialista Pedro Zerolo fue uno de sus impulsores, prevé que nadie pueda ser discriminado por razón de nacimiento, origen racial o étnico, sexo, religión, edad, discapacidad, orientación o identidad sexual, situación socioeconómica o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.

La 'ley trans'

Está, por tanto, relacionada con las leyes ‘trans’ y LGTBI que impulsa Igualdad y que, según los de Irene Montero, está frenando el ala socialista del Gobierno, con Carmen Calvo a la cabeza. El ministerio de Igualdad lleva días insistiendo en que ambas normas están listas para ser aprobadas en el Consejo de Ministros pero, según ha señalado este martes la vicepresidenta primera, los dos proyectos requieren aún un “tiempo razonable” para que tengan calidad normativa y seguridad jurídica.

Calvo ha restado importancia al enfrentamiento con Podemos, “cada día estamos más cerca”, ha señalado, recordando que la ‘ley trans’, al igual que el resto de proyectos legales, tiene que ser discutida primero en el seno del ejecutivo. Si bien, ha reconocido que “hay materias más fáciles y otras más complicadas”, dado que la norma ha surgido en medio de la división en el movimiento feminista, entre los partidarios de la autodeterminación de género, que defienden la necesidad de ‘ley trans’, y quienes consideran, como el PSOE, que se debe garantizar que no se ponen en riesgo los derechos de las mujeres al permitir el cambio de sexo registral sin ningún otro requisito.

El racismo y otras discriminaciones

La ‘ley trans’ permite cambiarse de nombre y de sexo sin dos años de hormonación y aval médico, mientras que la ‘ley zerolo’ es una ley antidiscriminación más general, que también atañe al racismo o la aporofobia. Se ha impulsado ya en varias ocasiones sin llegar a aprobarse y traspone directivas que estaban pendientes desde hace muchos años.  

La norma prevé la creación de una Autoridad para la igualdad de trato que podrá investigar de oficio la existencia de situaciones de discriminación y contempla multas que van desde los 300 a los 500.000 euros. Asimismo, establece medidas para evitar la discriminación laboral, en el acceso a la vivienda o en el ámbito educativo.

Noticias relacionadas

El texto regula la carga de la prueba, de forma que cuando la parte acusadora que alegue discriminación y aporte indicios fundados, corresponda a la parte demandada la aportación de una justificación objetiva de sus actos.