Los ancianos salen de las residencias catalanas tras 11 meses de encierro

  • Por primera vez desde el inicio de la pandemia, el Govern permite que las personas internas en los geriátricos o residencias de discapacidad puedan salir a la calle

  • Algunos centros, que recibieron los protocolos de Salut el pasado viernes, anuncian que inciarán las salidas a partir del lunes, para asegurarse que cumplen con la medida correctamente

Los ancianos salen de las residencias catalanas tras 11 meses de encierro

RICARD CUGAT

2
Se lee en minutos
Elisenda Colell
Elisenda Colell

Redactora

Especialista en pobreza, migraciones, dependencia, infancia vulnerable, feminismos y LGTBI

Escribe desde Barcelona

ver +

Tras 11 meses de estricto encierro, de miedos y muchas muertes, los residentes de los geriátricos en Catalunya han podido salir a la calle. La Generalitat alivió las restricciones de estos centros el pasado jueves, para que los residentes de los centros que no tienen casos de enfermos de coronavirus, o que tengan casos aislados y controlados, puedan salir al exterior.

Estas medidas de apertura se toman teniendo en cuenta que la situación epidemiológica ha mejorado en las últimas semanas en Catalunya y, especialmente, en las residencias, donde la cobertura vacunal con la administración de la segunda dosis ya supera el 75% de los residentes. No obstante, los familiares que recojan a los residentes no podrán entrar en los centros y se usarán espacios destinados específicamente para ello, ya que se dejarán de hacer pruebas anti-covid-19 a los familiares que vayan de visita.

El nuevo protocolo no explica si los residentes que salgan a la calle deberán ser aislados a la vuelta, como se hacía hasta ahora, pero se da a entender que no, al indicar que al volver el centro deberá llevar a cabo varias medidas, entre ellas, desinfectar el calzado, la silla de ruedas o el andador, lavarse las manos y cambiarse de ropa.

Retraso hasta el lunes

Noticias relacionadas

Precisamente estos protocolos llegaron a manos de los directores de los geriátricos durante el pasado viernes 12 de febrero, aunque el Govern lo anunció el jueves 11. Es por ello que algunos centros han preferido posponer las nuevas salidas al exterior a partir del lunes 15 de febrero, según informan algunas patronales como UPIMIR. "Tenemos que organizar la vuelta al centro con los profesionales que tenemos, y hemos preferido avisar a las familias que si quieren hacer visitas lo hagan a partir del lunes", explica el presidente de la Asociación Profesional Catalana de Directores de Centros y Servicios de Atención a la Dependencia (ASCAD) y director de la residencia Les Fonts de Terrassa.

Otra de las preocupaciones que tienen ahora los geriátricos es el de convencer a las familias que no lleven a los abuelos a espacios 'no seguros' como podrían ser sus domicilios, y menos aún organizar eventos con más familiares. Las medidas del Govern prevén que los residentes pueden salir al menos dos días seguidos, y por lo tanto, pueden dormir en espacios que no sea el geriátrico. "La mayoría de las familias no lo van a hacer porque el estado de alta dependencia de los ancianos impide que les puedan atender en casa. Pero tendremos que ser más didácticos que nunca con los más autónomos", añade Rueda.