Bienvenida al Buey de metal

¿Cómo se celebra el Año Nuevo Chino? Principales tradiciones

  • La festividad más importante de China moviliza anualmente a millones de ciudadanos que viajan por todo el territorio para pasar estas señaladas fechas con sus familias

  • Después de cancelar las celebraciones de 2020, este año las autoridades han solicitado a los habitantes de 24 provincias que pasen las fiestas sin moverse de sus residencias habituales

Una muchacha camina a lo largo de una calle donde los árboles están decorados con linternas rojas por motivo de las celebraciones del Año Nuevo Lunar, en el Parque Ditan de Beijing (China).

Una muchacha camina a lo largo de una calle donde los árboles están decorados con linternas rojas por motivo de las celebraciones del Año Nuevo Lunar, en el Parque Ditan de Beijing (China). / JASON LEE (REUTERS)

3
Se lee en minutos
Antonio Porras

El Año Nuevo Lunar, que este año comienza oficialmente este viernes, constituye una de las costumbres más antiguas del folclore chino. Durante unos días, millones de personas se reúnen en sus ciudades natales junto a sus familias para compartir estos especiales momentos juntos. Pero, ¿cuáles son las claves de esta celebración, que data del 2697 a.C y con unas celebraciones que llegan a durar dos semanas?

La leyenda de Nian

Para entender las tradiciones del Año Nuevo Chino, debemos conocer la leyenda popular del monstruo Nian: un ser malévolo que salía de su escondite a comienzos de la primavera para aterrorizar a los ciudadanos del país oriental. En las historias que los abuelos cuentan a sus nietos, esta malvada criatura se comía a los niños pequeños y, aunque cueste creerlo, es el origen de muchas de las tradiciones milenarias del cambio de año en multitud de países asiáticos.

Tal y como se narra en el cuento popular, la única forma de ahuyentar al monstruo Nian era con fuertes sonidos y el color rojo. Así pues, no es extraño ver que las residencias de los ciudadanos chinos en estas fechas se llenan de decoraciones de color rojo, que se cree que les protegerá contra Nian. Desde peceras llenas de carpas rojas hasta farolillos y diferentes letras o poemas, por supuesto todas de color carmesí, como marca la leyenda.

Quizás uno de los símbolos más característicos del Año Nuevo Lunar son los impresionantes juegos de pirotecnia que se pueden ver en todo el país, incluso en las zonas más rurales. Originalmente, los aldeanos lanzaban fuegos artificiales y petardos porque se creía que el fuerte ruido que causaban podía espantar a criaturas como Nian, mitad león y mitad dragón. Hoy en día, sin embargo, se lanzan como una muestra más de felicidad y celebración.

También es muy común llenar las puertas de los domicilios con refranes de la primavera, o como ellos las llaman, Chun Lian. Diferentes carácteres chinos y poesías que llaman a la abundancia se sitúan en las entradas de las viviendas para ahuyentar a los malos espíritus. Además, también se colocan unas figuras, denominadas Guardianes de la Puerta, que se encargan de mantener fuera de casa a las criaturas malignas.

Una gastronomía tradicional

Como en cualquier casa española en Fin de Año, en China también se celebran multitudinarias comidas o reuniones familiares en su Nochevieja. De hecho, durante estas fechas se produce una de las mayores migraciones de todo el planeta. El 'Movimiento de Primavera' moviliza a millones de ciudadanos chinos que viajan a sus ciudades natales para celebrar las fiestas con sus familias. Una salida que llega a colapsar los transportes de todo el país y para la que se recomienda obtener los billetes con semanas de antelación.

Durante las cenas de Año Nuevo no faltan los platos tradicionales, como los dumpings o gyozas; rellenos de carne, pescado o pato se han convertido en símbolos de la abundancia y la buena suerte que le piden al nuevo año. Algunas personas también sostienen que para tener fortuna hay que comer esos platos en familia y tocando una moneda.

Y si en España comer 12 uvas es ya un ritual imposible de omitir, el Año Nuevo Chino le da una gran importancia a otro tipo de frutas: las mandarinas. El origen de esta tradición viene porque, en chino mandarín, la palabra mandarina suena muy similar a la palabra suerte. Por este motivo, esta fruta aparece por todos lados durante el Año Nuevo Chino, tanto en decoración como en postres o, incluso, como obsequio entre familiares y amigos.

Algo que también debe hacerse antes de darle la bienvenida al nuevo año es limpiar la casa. Según la tradición, esto sirve para deshacerse de la mala suerte acumulada el año anterior. Además, no se puede barrer durante los primeros días del año si no se quiere derrochar la buena suerte que se ha obtenido con los diferentes rituales.

La Danza del dragón para ahuyentar espíritus

Noticias relacionadas

Las celebraciones también vienen marcadas por los coloridos desfiles multitudinarios, conocidos como el Baile del dragón: una espectacular exhibición de dragones hechos de papel, seda y bambú que inundan las calles de las ciudades y se cree que ayudan a ahuyentar a los malos espíritus.

Leones danzantes en las celebraciones de Rangún, Myanmar. / YE AUNG THU (AFP)

Esta celebración, que se da en la segunda luna nueva tras el solsticio de invierno, finaliza con el Festival de linternas, una exhibición de farolillos de colores llamativos iluminados que ponen punto y final a estos 15 días de celebraciones.