La UE prohibirá la exportación de vacunas si las farmacéuticas incumplen los contratos

  • La Comisión Europea adoptará en las próximas horas un mecanismo de transparencia de las exportaciones que permitirá a los Veintisiete impedir en algunos casos el envío de antídotos a terceros países

  • La cancillera alemana, Angela Merkel, convoca a los fabricantes el lunes 1 de febrero a una reunión tras las tensiones provocadas por los recortes en el suministro de vacunas

Vacuna contra el covid-19.

Vacuna contra el covid-19.

Se lee en minutos

El retraso en el suministro de algunas de las vacunas acordadas por la UE con las farmacéuticas, y prefinanciadas con fondos europeos, como es el caso de AstraZeneca, ya tienen respuesta de la Unión Europea. En las próximas horas, la Comisión Europea adoptará un mecanismo para garantizar la transparencia en la exportación de las vacunas producidas en territorio europeo que permitirá a los Veintisiete bloquear el envío de antídotos a países terceros si consideran que las empresas están incumpliendo los acuerdos de compra anticipada firmados con la UE y no reciben las dosis prometidas.

“Si vemos que hay incoherencias, que lo que debería quedarse en la UE se exporta, podremos intervenir. Supongo que serían casos excepcionales pero podría ocurrir”, explican fuentes del Ejecutivo comunitario sobre una medida de control que ya fue utilizada el año pasado con los equipos de protección individual, como mascarillas, tras la decisión de varios Estados miembros de imponer bloqueos a la exportación de este tipo de productos. “En un mundo ideal todo el tema de las vacunaciones funcionaría bien y sin problemas, pero desgraciadamente hemos visto en las últimas semanas que no todo funciona bien y que en lo que respeta a la escasez y exportación de vacunas hay deficiencias que tenemos que analizar, controlar y responder”, explican las mismas fuentes.

El resultado será la puesta en marcha, previsiblemente este viernes, de un mecanismo que permitirá a los Veintisiete recabar datos sobre la exportación de vacunas por parte de los laboratorios con los que han firmado contratos e intervenir si consideran que el envío incumple los acuerdos negociados con Bruselas. “Estamos viendo que algunos Estados restringen las exportaciones e incluso las prohíben. Debemos ser honestos y reaccionar. Nuestro plan va de transparencia y no de prohibición” pero “se lo debemos no solo a los ciudadanos que esperan las vacunas sino también a los contribuyentes porque hemos invertido mucho”, añaden los expertos comunitarios que recalcan que el mecanismo cumple con las reglas de la Organización Mundial del Comercio.

Notificación a las aduanas

Una vez que entre en vigor, las empresas farmacéuticas tendrán que rellenar unos formularios de exportación que tendrán que entregar a las autoridades aduaneras, concretando el volumen de vacunas que quieren exportar y el destino. Las autoridades nacionales, en consulta con la Comisión Europea, podrán dar su visto bueno o rechazarlo y la decisión tendrá que adoptarse "en cuestión de horas" más que de días. “No es una prohibición de exportación pero queremos saber si va en la buena dirección y, según los criterios, podría terminar en un rechazo”, han avisado las mismas fuentes. Es decir, un nuevo retraso en el suministro de vacunas en la UE podría terminar afectando al envío de vacunas a países como Canadá, que ha firmado un contrato con Pfizer para los antídotos que produce en su planta en Bélgica.

En reglamento incluye excepciones para las vacunas enviadas por motivos humanitarios y tendrá carácter temporal. Sólo se aplicará durante el primer trimestre del año, justo el período en el que AstraZeneca ha informado de un importante tijeretazo en el suministro comprometido con la UE, aunque podría prolongarse si los problemas persisten en el tiempo. Según la Comisión, se trata de una medida general y no ad hoc para esta compañía, que sigue en conversaciones con la UE para tratar de buscar una solución al recorte del 75% en el suministro de vacunas prometido para el primer trimestre del año.

Los portavoces comunitarios han recordado este jueves que es AstraZeneca, quien previsiblemente recibirá este viernes la autorización de comercialización condicional de su vacuna contra el covid-19, quien tiene que venir con soluciones. Al hilo de esto, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, ha respondido por carta a los primeros ministros de Croacia, Grecia, Dinamarca y Austria que es partidario de resolver el enfrentamiento por la vía del diálogo pero advierte que "si no se encuentra una solución satisfactoria habría que explorar todas las opciones" y utilizar "todas las medidas legales".

Te puede interesar

Merkel convoca a los laboratorios

Ante las tensiones que han provocado los retrasos en la distribución de vacunas, la canciller alemana Angela Merkel ha convocado para el lunes una reunión nacional con los fabricantes de vacunas contra el covid-19. "La canciller y los jefes de gobierno regionales acordaron reunirse el 1 de febrero a las 14h00 para una conversación en torno a las vacunas". También la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen , mantendrá una videoconferencia el domingo con los consejeros delegados de las farmacéuticas con las que ha firmado contrato UE para recabar su opinión sobre el nuevo programa de biodefensa que anunció durante el Foro de Davos.