La tercera ola sigue desbocada

España entra en una situación crítica con las ucis al límite y récords de contagios y muertes

  • El fin de semana se salda con más de 93.000 nuevos casos, 767 fallecidos y más de 30.000 ingresados en los hospitales

  • Fernando Simón admite que habrá que tomar "medidas de control más intensas en algunas comunidades", sin precisar más

España entra en una situación crítica con las ucis al límite y récords de contagios y muertes

Efe / Alejandro García

Se lee en minutos

La situación de la pandemia en España ha entrado en una situación crítica. Los hospitales han superado el umbral de los 30.000 pacientes ingresados y el 40% de las ucis están ocupadas por pacientes covid. Los contagios, lejos de frenar, han marcado un nuevo récord de fin de semana, con 93.882 casos notificados, con una incidencia también récord de 884 casos por 100.000 habitantes.

De mantenerse la tendencia actual, España se acercará a una tasa de mil casos en los próximos días, multiplicando por 40 el objetivo que Pedro Sánchez marcó en octubre de reducirla a 25 casos. La curva de las muertes ya empieza a recoger las consecuencias del empuje de la tercera ola y también ha marcado otro récord, 767 fallecidos, una cifra que no se alcanzaba en un fin de semana desde finales de abril.  

El Gobierno deberá decidir los próximos días como afronta una situación que ha desbordado todas sus previsiones y aún se puede agravar por la amenaza de la cepa británica. Deberá optar por medidas tan estrictas como las de Gran Bretaña, Irlanda o Alemania o por los cierres parciales como hasta ahora.

A este respecto, Fernando Simón ha advertido en su comparecencia de los lunes que hay que “acordar medidas de mayor control en algunas comunidades”, pero no ha precisado ni cuales serían ni en que autonomías. El miércoles se celebrará un nuevo Consejo Interterritorial de Salud, el primero presidido por Carolina Darias, la probable nueva ministra de Sanidad, y podrían abordarse de nuevo las peticiones formuladas por algunas comunidades de adelantar el toque de queda o el confinamiento domiciliario, ambos rechazados por Salvador Illa, el ministro cesante.

Las medidas podrían ir dirigidas también a reforzar la vigilancia para que se cumplan efectivamente las restricciones. El portavoz técnico de la pandemia considera que no sería necesario aumentar éstas restricciones si se aplicaran bien las que se han tomado. “El problema es que no lo conseguimos”, ha advertido.

Tampoco parece que vayan a darse luz verde a las peticiones de confinamientos domiciliarios, que comparten muchos expertos. Simón ha insistido en que muchas  comunidades ya están en confinamiento domiciliario ‘de facto’, aunque mantengan abiertas las escuelas o comercios no esenciales y algunas aún los bares.

El epidemiólogo del Gobierno cree que es necesario reforzar las medidas actuales porque no será suficiente con que bajen los contagios sino que “tienen que hacerlo deprisa” para evitar que la red hospitalaria afronte “una situación crítica, sino lo están ya”. “Las ucis no pueden aguantar muchas más presión”, ha añadido.

Nueve comunidades autónomas, entre ellas todas las más pobladas, superan el 30% de ocupación en las ucis con enfermos de coronavirus. Siete superan el 40%, con Cataluña y Madrid que ya rozan un 50%, y todavía peor Castilla-La Mancha (53%), la Comunidad Valenciana (61%) y La Rioja (64%).

Aunque hasta ahora no lo había admitido, la amenaza de la cepa británica es otro de los motivos, para Fernando Simón, por los que había que endurecer algunas medidas. Ha estimado su implantación en España en un 5% y ha insistido en que aún no tiene influencia en el aumento actual de casos, salvo en alguna zona.

Simón ha sostenido, a pesar de todo, que el pico de los contagios quedó atrás, se alcanzó el fin de semana anterior y que los próximos días empezará a notarse en las cifras de incidencia.

Lo cierto es que por ahora todos los indicadores empeoran en casi todas las comunidades autónomas y no se observa la llegada al pico por ningún lado. La situación hospitalaria es especialmente dramática en la  Comunidad Valenciana, con una incidencia de 1.339 casos. Casi la mitad de la camas hospitalarias, el 43%, están ocupadas por pacientes covid y más de la mitad, el 61%, las ucis. Varios centros sanitarios han levantado hospitales de campaña.

Te puede interesar

Este mismo lunes han entrado en vigor nuevas restricciones adoptadas por la Generalitat valenciana que limitan a dos el número de personas que se pueden juntar en la calle y se prohíben las visitas de no convivientes en los hogares.

Otras cinco comunidades siguen por encima de los mil casos por 100.000 habitantes y dos de las más pobladas se acercan a este umbral, Madrid (946) y Andalucía (915). Galicia, que había sido de las mejores en afrontar la pandemia, tiene una tasa de 700 casos y la Xunta ha anunciado la prohibición de los no convivientes, el cierre perimetral por municipios en toda Galicia y el cierre total de la hostelería.