Seísmo

Un terremoto de magnitud 4,4 deja un herido en Granada

  • Se han desalojado varias viviendas de forma preventiva por posibles escapes de gas

Un terremoto de magnitud 4,4 deja un herido en Granada
Se lee en minutos

El Instituto Geográfico Nacional (IGN) ha registrado sobre las 12,15 horas un terremoto de magnitud 4,4 con epicentro en Santa Fe (Granada), un seísmo que ha dejado más de 75 incidencias y un herido que ha sido evacuado al hospital. Sobre las 18.00 horas se ha registrado una réplica más ligera, de 3,3 grados.

Del temblor del mediodía se han registrado llamadas con avisos desde Granada capital y varios pueblos de la Vega, como Churriana de la Vega, Albolote, Villanueva Mesía, Armilla, Atarfe, Vegas del Genil, Pinos Puente, la Zubia y Santa Fe. El terremoto ha provocado heridas a un vecino de Atarfe al provocar la caída de parte de la chimenea de su vivienda. Además, se han producido daños materiales en otras viviendas del municipio (grietas en casas y viviendas) así como en Santa Fe. Entre estos, daños en suelos y techos, y caídas de objetos, sobre todo en tiendas y supermercados, que han visto género desaparramado por el suelo.

Por otro lado, la Policía Local de Atarfe ha desalojado de forma preventiva varias viviendas ante posibles escapes de gas y aunque se ha comprobado y que no ha habido ningún escape, se van revisar todas las instalaciones de gas en Atarfe y Albolote. Desde el miércoles de esta semana se han registrado en el área metropolitana de Granada 14 terremotos, 12 en Santa Fe y dos en Atarfe.

Un terremoto de 4,4 grados de magnitud en la escala Richter y epicentro en Santa Fe (Granada) ha sacudido este mediodía Granada capital y su área metropolitana causando un herido leve y daños materiales en viviendas de las zonas afectadas y en un arco histórico del municipio.

Patrimonio histórico

En Santa Fe, un arco histórico que da acceso al municipio ha resultado dañado, el arco de Loja, que da acceso a la parte sur del municipio, ha resultado con una grieta. Según han indicado a Efe fuentes municipales, tras detectarse la grieta las imágenes religiosas que había en una hornacina del arco han sido trasladadas para evitar daños. También en este municipio ha resultado afectado el falso techo de escayola de un pasillo de la planta alta de un colegio, aunque se trata de daños "meramente estéticos, que no afectan a la estructura ni a la cubierta o seguridad" del edificio, según los bomberos.

El Ayuntamiento de Santa Fe, donde Colón firmó las Capitulaciones antes de partir a la conquista de América, ha hecho un llamamiento a la calma a la ciudadanía y ha informado de que evalúa los daños, tanto en el patrimonio histórico municipal como en las viviendas, al igual que está haciendo el de Atarfe, donde se ha producido fundamentalmente la caída de cascotes.

En un comunicado, el consistorio de Santa Fe ha instado a sus vecinos a que revisen las viviendas para comprobar algún desperfecto, que en caso de que sea leve deberá ser reportado a través del registro de entrada al Ayuntamiento para su posterior inspección. En caso de tratarse de daños estructurales de las viviendas, Santa Fe ha instado a sus vecinos a que avisen lo antes posible para que los Bomberos y la Policía Local puedan comprobar la seguridad del inmueble.

A este fuerte terremoto le han precedido varios en los últimos días con epicentro en Santa Fe -hasta más de una decena desde el miércoles pasado, el último de ellos esta pasada madrugada-, aunque todos de menor magnitud, de entre 1,5 y 2,5 grados.

Noticias relacionadas

Esta tarde, minutos después de las 18.00 horas, se ha registrado una réplica también de menor magnitud (3,3 grados), con origen en Santa Fe, según el Instituto Geográfico Nacional.

Qué hacer en caso de terremoto

Tras un terremoto como el registrado en Santa Fe, Emergencias 112 recomienda mantener la calma y cortar cualquier situación de pánico, bulo, rumor o información exagerada. Durante el seísmo, lo más adecuado es permanecer en el lugar donde uno se encuentra, tanto si se está dentro de un edificio o en la calle, ya que al entrar y salir de los edificios pueden ocurrir accidentes.

Dentro de un edificio es necesario buscar estructuras fuertes donde cobijarse, como por ejemplo una mesa o una cama, bajo el dintel de una puerta, junto a un pilar, una pared maestra o en un rincón. Tras la sacudida, se recomienda salir ordenada y paulatinamente de los edificios a través de las escaleras y, bajo ningún concepto, usar el ascensor para la evacuación.

En el caso de encontrarse en el exterior, se aconseja alejarse de cables eléctricos, cornisas, cristales y demás elementos que puedan sufrir roturas o desprendimientos a causa del movimiento. Si el terremoto sorprenda a los ciudadanos en mitad de un viaje en el interior de un vehículo, es necesario pararlo de inmediato donde permita el tráfico y permanecer dentro del mismo hasta que finalice el temblor.

Se debe comprobar que no hay heridos, examinar a los que están alrededor y no olvidar que los heridos graves no deben moverse, a no ser que se tenga conocimiento de cómo hacerlo o en caso de empeoramiento grave o peligro inminente (fuegos, derrumbamientos, etcétera). Hay que comprobar el estado de las conducciones de gas, agua y electricidad, visualmente y por el olor, sin poner a funcionar nada. Después de una sacudida violenta se debe salir ordenadamente y paulatinamente del edificio que se ocupe. No usar el teléfono a menos que sea para situaciones de urgencia, conectar la radio y seguir las indicaciones de las autoridades u organismos intervinientes.