Bronca con los policías que han cerrado una fiesta en un local del Rugby Cornellà

Los arrestados se han enfrentado a los agentes de la Guardia Urbana y Mossos que han acudido a clausurar la celebración durante el toque de queda, según fuentes policiales

Otros cuatro asistentes han sido denunciados por incumplir restricciones sanitarias como el uso de mascarilla

Un vehículo de los Mossos.

Un vehículo de los Mossos. / El Periódico

Se lee en minutos

La Guardia Urbana de Cornellà y los Mossos d’Esquadra han cerrado la madrugada de este sábado una fiesta ilegal que se celebraba en el interior de un local propiedad del Rugby Club Cornellà. Agentes del cuerpo municipal han solicitado el apoyo de la policía autonómica al detectar que la celebración era en el interior de estas instalaciones deportivas. 

Te puede interesar

Sobre las cinco y cuarto, los agentes han entrado para disolver la fiesta pero han topado con la oposición de sus participantes. Según fuentes policiales, tres de ellos se han enfrentado a los policías y han acabado arrestados por un delito por atentado a agente de la autoridad. 

Otros cuatro asistentes a la celebración, contraria a las medidas dictadas para contener la pandemia y durante la franja del toque de queda, han sido también denunciados por no hacer uso de la mascarilla.