Aparcamiento lleno

Quejas en el Montseny porque la nieve ha atraído visitantes en pleno confinamiento

El alcalde de El Brull, Ferran Teixidó, denuncia el abandono del municipio por parte de la Administración

Se lee en minutos

Un municipio del Montseny se han quejado este domingo de la afluencia de visitantes para jugar con la nieve pese a la situación de confinamiento por la pandemia de coronavirus. Este domingo la mañana una quincena de vehículos llenaban prácticamente al completo el aparcamiento de Collformic, en El Brull.

La nieve que dejó la borrasca 'Filomena' en el Montseny ha sido suficiente para que cientos de personas hayan vulnerado la legalidad y se arriesguen a ser multadas. Todo por tocar la nieve, tomar el sol y respirar el olor de las coníferas. Este domingo, antes de las 12 del mediodía, ya había una quincena de vehículos en el aparcamiento. Desde el Ayuntamiento de El Brull, el alcalde, Ferran Teixidó, ha denunciado a la agencia de noticias ACN la situación: "Me he pasado la semana haciendo de policía", asegura, recalcando los efectos que todo ello provoca de paso entre los vecinos del municipio. Pone como ejemplo el caso de una mujer que tuvo un accidente y "no podía salir de su casa porque tenía un vehículo, mal aparcado, bloqueándole la entrada". Teixidó reconoce estar "harto" de la dejadez que sufren por parte del órgano gestor del parque natural, la Diputación de Barcelona.

Para agravar la situación, desde que 'Filomena' encontró en el Montseny las condiciones idóneas para descargar una copiosa tormenta de nieve, la afluencia de visitantes a Collformic, especialmente durante la semana, "ha sido constante". "No es la masificación de antes, pero sí viene gente", explica el alcalde, recalcando que se ha visto obligado a hacer de policía. "Pregunto a la gente de dónde viene y me responden que de Granollers, de Dosrius, de la Garriga ....", dice, asegurando que "cuando les explicas que allí no pueden estar, algunos dan marcha atrás, pero de otros te esquivan". A su juicio, el hecho de que el municipio no cuente con policía local y exista poca presencia de Mossos hace que haya gente que opte "por saltarse el confinamiento" . Lo de 'vivir al límite' se ha traducido en los últimos días a subir al Montseny.

Si este sábado la zona vivió "una tregua", porque una patrulla de Mossos montó un control cercano, este domingo el aparcamiento de Collformic estaba, nuevamente, prácticamente lleno antes del mediodía. El alcalde del Brull asegura que se sienten "dejados" por parte del órgano gestor del parque, la Diputación de Barcelona. A la falta de controles, dice, si añade que "se corrió" para limpiar la carretera, un hecho que "no entiende, ya que en teoría hay confinamiento municipal".

Te puede interesar

La nieve que se acumuló en los arcenes hizo que muchos vecinos que viven en masías aisladas no pudieran salir de sus casas hasta mediados de la semana. El alcalde, además, se queja del constante tráfico de motocicletas, bicicletas y personas que pasean con sus perros sueltos.

El alcalde reconoce estar "harto" de los "agravios" que acumulan desde hace años. Pone como ejemplo deslizamientos de tierras, efectos de la tormenta 'Gloria', pendientes de resolver. "Estamos parados, nos tienen como indígenas a los que no se les hace caso hasta que no se quejan más", dice. "Los vecinos se merecen que las autoridades estén a la altura. Necesitamos servicios y una empatía por parte de la Administración que no tenemos", concluye.