Ayuso sigue sin cerrar

Las autonomías se ponen duras para doblar la curva de la tercera ola

  • Madrid adelanta toque de queda a las 23 horas y la hostelería deberá cerrar a las 22

  • Castilla y León fija el toque a las 20 y decreta el cierre perimetral en todas las provincias

  • Aragón confina perimetralmente las tres capitales y seis localidades más

Las autonomías se ponen duras para doblar la curva de la tercera ola
Se lee en minutos

Las cifras de contagios y muertos por el covid-19 siguen empeorando y las comunidades autónomas avanzan en su carrera por establecer medidas más restrictivas que doble la curva de esta tercera ola. Este viernes, Madrid, Castilla y León y Aragón han dado un paso más en su estrategia sanitaria, y Andalucía se dispone a ello.

La Comunidad de Isabel Díaz Ayuso, aunque sigue evitando cerrar la región pese a las preocupantes estadísticas, ha adelantado desde el lunes el toque de queda de las 24.00 a las 23.00 horas, y pide que en los domicilios solo haya personas convivientes. En rueda de prensa, el viceconsejero de Salud Pública, Antonio Zapatero, ha explicado asimismo que el horario de cierre de la hostelería se adelanta a las 22.00 horas y ha recomendado que en las viviendas no se junten personas no convivientes. Las medidas, que afectan a toda la Comunidad, tendrán una vigencia de catorce días y se reevaluarán al término de ese plazo. 

Por su parte, la Junta de Castilla y León ha decidido adelantar a las 20.00 horas el toque de queda, confinar perimetralmente todas las provincias y limitar a cuatro personas las reuniones en domicilios como medidas para intentar paliar el nivel de contagios de esta tercera ola de Covid-19 que ha llevado a una situación de "extrema gravedad".

La decisión se ha adoptado con el objetivo de reducir el nivel de contagios que actualmente registran una subida "en pared" similar a que tuvo lugar en marzo. Así, con estas acciones se prevé reducir la movilidad, el contacto social y la actividad no esencial. Estas nuevas restricciones se suman a las que ya se pusieron en marcha en el Consejo de Gobierno extraordinario celebrado el pasado martes y que pasan por el cierre en el interior de los establecimientos hosteleros, la clausura de gimnasios, centros comerciales y salas de apuestas, además del cierre perimetral de la Comunidad.

Por último, Aragón ha anunciado el confinamiento perimetral de las tres capitales de provincia y de seis municipios de más de 10.000 habitantes, así como el adelanto del toque de queda a las 22.00 horas por el aumento de la incidencia de casos de covid-19, cuya tasa a 7 días se sitúa en 329 casos por 100.000 habitantes.  Los municipios afectados son de Alcañiz en la provincia de Teruel, y Calatayud, Cuarte de Huerva, Ejea de los Caballeros, Tarazona y Utebo, en la provincia de Zaragoza, que junto con las tres capitales de provincia suman una población de 860.000 personas, dos de cada tres habitantes de la Comunidad autónoma. 

Noticias relacionadas

Entre las medidas, que entran en vigor esta medianoche, también se ha acordado la limitación de reuniones a 4 personas, adelantar a las 18.00 horas el cierre de todos los establecimientos comerciales no esenciales de viernes a domingo, con excepciones de horario para cultura y deportes, y el establecimiento de controles objetivos de los centros comerciales para evitar la aglomeración de personas.