Se ralentizarán a fines de enero o principios de febrero

Pfizer retrasa el suministro de vacunas a la Unión Europea de "tres a cuatro semanas"

  • Von der Leyen tranquiliza al Viejo Continente: llegarán todas las del primer trimestre

  • La farmacéutica tiene un nuevo objetivo: 2.000 millones de dosis en 2021

Detalle de la vacuna de Pfizer.

Detalle de la vacuna de Pfizer. / JEfe / Jose Pazos

Se lee en minutos

El laboratorio estadounidense Pfizer ha anunciado este viernes que sus entregas de vacunas contra el covid-19 se ralentizarán entre finales de enero y principios de febrero, lo que supondrá que las remesas comprometidas con varios países, entre ellos los de la Unión Europea (UE) llegarán con un 20% menos de dosis. La farmacéutica alega que va a hacer cambios en el proceso de producción con el propósito de aumentar el ritmo en las semanas siguientes. El anuncio llega justo a las puertas de que la próxima semana se empiecen a inyectar las segundas dosis de esta vacuna, alertó António Costa, primer ministro portugués y presidente de turno de la UE. "Es muy importante que puedan seguir administrándose para no perder el efecto de las primeras inyecciones", avisó Costa.

"La Comisión Europea, y a través de ella, los Estados miembros de la UE, fueron informados de que Pfizer no podrá entregar el volumen ya comprometido de entregas en las próximas tres a cuatro semanas a causa de modificaciones en la planta de Puurs", informaron, entre otras, las autoridades alemanas. Unas horas antes, Noruega había lanzado ya una alerta en el mismo sentido.

"Pfizer está trabajando duro para entregar más dosis de las inicialmente previstas este año con un nuevo objetivo declarado de 2.000 millones de dosis en 2021", justifica la farmacéutica, en un mensaje enviado a la AFP. "Puede haber fluctuaciones en los pedidos y programas de envío en nuestras instalaciones de Puurs (Bélgica) en el futuro inmediato para permitir rápidamente un aumento de los volúmenes de producción", dijo la compañía, sin especificar qué mercados se verían afectados por las reducción de las entregas. "Aunque esto afectará temporalmente los envíos de fines de enero hasta principios de febrero, permitirá un aumento significativo en las dosis disponibles para los pacientes a fines de febrero y marzo", dijo la compañía.

Te puede interesar

Desde Lisboa, Ursula Von der Leyen, la presidenta de la Comisión, explicó que trasladó al director general de Pfizer su preocupación y este le trasladó su compromiso de que se entregarán las dosis prometidas en el primer trimestre

Sin embargo, la noticia no ha caído bien en el Viejo Continente y hasta seis gobiernos nórdicos y bálticos se han quejado ante esta situación "inaceptable". Suecia, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Lituania y Letonia se han quejado de que esta circunstancia perjudica la "credibilidad" del proceso de vacunación.

Temas

Noruega