LA MÁS LARGA EN 20 AÑOS

La ola de frío seguirá hasta mediados de la próxima semana

Temperaturas bajas después de la nevada.

Temperaturas bajas después de la nevada. / José Luis Roca

Se lee en minutos

Agencias

La ola de frío que comenzó el pasado 5 de enero y que iba a terminar este jueves se prolongará hasta el próximo miércoles, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) que avisa de que las temperaturas mínimas seguirán en torno a los -20ºC en las mismas zonas del centro y el este peninsular.

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha explicado que esta podría convertirse en la segunda ola de frío más duradera de este siglo, después de la que se registró en diciembre de 2001. "La cobertura de nieve persiste, el ambiente sigue muy estable, con cielos despejados y los vientos están en calma lo que provocará heladas muy fuertes por lo que ampliamos el aviso por ola de frío al menos hasta el lunes", ha resumido.

Además, aunque ya menores, las heladas no se irán hasta el miércoles cuando llegue una borrasca atlántica, con humedad y viento más templado. El portavoz prevé que el fin de semana y el lunes la situación sea similar a la de estos días ya que el anticiclón persiste sobre la Península, lo que seguirá estabilizando el tiempo y provocará el fenómeno de inversión térmica que conlleva que el frío se quede en las zonas más bajas, de modo que podrá hacer más frío en zonas de valles y en las dos mesetas que en áreas de montaña.

Asimismo, Del Campo subraya que este fenómeno favorece un empeoramiento de la calidad del aire, ya que las partículas contaminantes se quedan también estancadas en la capa más baja y esto hace que los ciudadanos se queden dentro de esa masa de aire con más contaminación, como si estuvieran dentro de una burbuja o una esponja. Las heladas seguirán siendo muy fuertes en el centro, en Madrid, sobre todo en el este, en Toledo, este y sur de Castilla-La Mancha, sur de Aragón e ibérica zaragozana así como en el este de Castilla y León, en particular en Soria y Segovia donde las mínimas repetirán las temperaturas de -10 a -15ºC y en la zona de Guadalajara o Teruel, en puntos del área de Molina de Aragón o de Bello se podrán alcanzar un día más entre -15 y -20ºC.

Masa de aire desde el centro de Europa

"El viernes y el sábado aún van a tener madrugadas más frías que hoy aunque no se llegará al día más frío, que fue el 12 de enero", ha puntualizado el portavoz que explica que la situación se agudiza porque entrará una masa de aire frío procedente del norte del continente europeo que es frío y seco y que contribuirá a que desciendan las temperaturas. "Vamos a volver a los -20ºC en zonas de Teruel y Guadalajara; al rango de los -10 a -15ºC en el este de Madrid y tendrán entre -5 y -10ºC en la zonas del interior donde no cubiertas de nieve. Parecía que el frío se iba, pero persiste y en algunos puntos se podrán superar puntualmente los -20ºC", expone Del Campo que añade que en el valle del Ebro por su parte se librarán de las heladas intensas por el viento cierzo.

La AEMET podría dar por finalizada la ola de frío el miércoles, con la llegada de un frente atlántico, impulsado por vientos del oeste que son húmedos y templados. "El tiempo cambiará radicalmente", ha pronosticado el portavoz de la AEMET que adelanta que sobre todo lloverá en la mitad oeste. Esa situación contribuirá al deshielo, pero señala que donde más lloverá es en la mitad oeste y ya el jueves las lluvias llegarán a la mitad este, que es donde más nieve hay, por lo que confía en que ese deshielo sea más gradual. Con las lluvias subirán las temperaturas de modo que entre el martes y el miércoles las mínimas subirán entre 5 y 10 grados centígrados en buena parte del centro y el oeste, así que desaparecerían las heladas.

Te puede interesar

El portavoz ha explicado que el presente episodio de frío que comenzó el 5 de enero, acumula ya 9 días de duración y asegura que "en los últimos diez años no ha habido ningún episodio frío semejante". A ese respecto, ha recordado que el año pasado no hubo ninguna ola de frío mientras en 2019 hubo dos olas de frío. Según los registros de la AEMET, no se producía una ola de frío de 8 días desde el año 2012 y "probablemente" se convierta en la ola de frío más larga hasta la fecha en este siglo XXI, tras la de diciembre de 2009 que se prolongó durante 17 días. "De momento llevamos ocho días y probablemente esta durará al menos 15 jornadas", compara. En definitiva, esta sería "con mucha probabilidad la segunda más intensa y duradera desde 2001" y aún queda por confirmar si supera otras anteriores.

En Catalunya, donde la nieve se ha acumulado con una abundancia poco habitual en las comarcas del sur, las temperaturas se mantendrán muy bajas también hasta al menos el jueves de la próxima semana.