El sector de la restauración denuncia la falta de diálogo del Govern

Recrean en un chat ficticio los comentarios que le transmitirían al Ejecutivo si pudieran

Se lee en minutos

El Periódico

El sector de la restauración está al límite ante los cierres y restricciones provocadas por la pandemia del coronavirus. Bares y restaurantes llevan semanas en pie de guerra con el Govern de la Generalitat por las medidas que el Ejecutivo de ERC y JxCat están tomando para contener el covid-19. El sector denuncia que buena parte de esas medidas se concentra en sus locales y considera que, con las restricciones navideñas, bares y restaurante viven "un cierre encubierto".

Te puede interesar

Este sábado, coincidiendo además con una fiesta ilegal en Llinars del Vallès activa desde la Nochevieja, los restauradores han impulsado una campaña en la que denuncian la falta de diálogo del Govern. Así, en un vídeo recrean una conversación ficticia con el vicepresidente del Govern en funciones de 'president', Pere Aragonès, y con la 'consellera' de Salut, Alba Vergés, en la que, en un chat de whatsapp, empresarios del sector expresan sus dudas, opiniones y propuestas para intentar salir de la crítica situación en la que están. "Son las cosas que le trasladaríamos al Govern si tuviéramos la oportunidad de hacerlo", explican. La última reunión del sector de la restauración con el Govern fue el pasado 12 de noviembre.

El vídeo empieza con la creación de un chat por parte del Govern para comunicarse con los restauradores. Ahí, dueños de bares y restaurantes les plantean sus dudas, sin que el Ejecutivo les dé respuestas convincentes: "soy autónoma. No llego a fin de mes. ¿qué hago?", "ya no me queda nada del préstamo ICO. ¿Cómo pago a los proveedores?", "la ayuda de 1.500 euros no da ni para pipas", "estamos cansados de que os paséis la pelota entre administraciones", "llevamos meses asumiendo sacrificios, pero no podéis pedirnos que nos hundamos". Son algunos de los mensajes que el sector transmite al Govern. De este recibe, en el chat ficticio, al principio buenas palabras y al final, los miembros del Ejecutivo abandonan uno a uno el grupo.