Balance de Interior

Nochevieja tranquila para la policía en Catalunya

Una fiesta rave en Llinars con al menos 150 personas, el incidente más destacado de la noche

Un grupo de jóvenes, por la calle en Nochevieja en Barcelona

Un grupo de jóvenes, por la calle en Nochevieja en Barcelona / Manu Mitru

Se lee en minutos

El Periódico

La pandemia ha marcado esta Nochevieja, que ha sido distinta por las restricciones, el toque de queda y la imposibilidad de celebrar el cambio de año de forma masiva y multitudinaria. Así lo han vivido Mossos y policías locales en Catalunya, que han tenido en general una noche bastante tranquila, según han destacado el 'conseller' de Interior, Miquel Sàmper, y el comisario de los Mossos d'Esquadra David Boneta. Ambos han coincidido en que ha sido una noche "bastante tranquila" teniendo en cuenta que era una de las jornadas que "más miedo" daban en Interior porque la Nochevieja es una celebración menos familiar que otras fiestas navideñas.

"El cumplimiento de las restricciones ha sido muy y muy generalizado. Los catalanes han más que cumplido", ha subrayado el 'conseller' Sàmper. Una rave en Llinars del Vallès y otras tres fiestas ilegales han sido lo más destacado de una noche en la que se han levantado un total de 554 actas y se han inspeccionado 90 locales de restauración, ocio nocturno y alojamientos.

La intervención más destacada de los Mossos ha sido pues en Llinars, donde al menos 150 personas participaban en una fiesta ilegal en una nave abandonada. La policía catalana también ha denunciado un hotel de Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona) por una fiesta fuera del horario permitido; ha intervenido en una fiesta en una discoteca de Cornellà de Llobregat (Barcelona) y en otra con 16 personas en una casa de colonias en Esponellà (Girona).

En Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona), los Mossos han denunciado a un hotel por permitir que se celebrase una fiesta en habitaciones del establecimiento para celebrar la llegada del año nuevo. Fuentes de la policía catalana han explicado a Efe que sobre las 03.30 horas de la madrugada de este viernes tuvieron conocimiento de que en varias habitaciones del hotel se estaba celebrando una fiesta y que los que participaban en la misma tampoco llevaban la mascarilla preceptiva. Los agentes se personaron y levantaron un acta de infracción contra el establecimiento, que incumplió todas las normas decretadas con motivo de la pandemia y el toque de queda.

12 detenidos por violencia machista

Además, los Mossos han detenido un total de 37 personas, 12 de ellas por violencia machista (el doble que la Nochevieja del 2021), y una de éstas lo ha sido por abusos sexuales y amenazas: "Pido a todas las mujeres que sufren maltrato que no tarden ni un segundo más en denunciar", ha dicho Sàmper.

Te puede interesar

En Barcelona, la Guardia Urbana ha interpuesto 112 denuncias por no respetar el toque de queda en Nochevieja y 39 más por no llevar la mascarilla en la vía pública y en otros espacios de ocio. En un comunicado, el Ayuntamiento detalla que no se han detectado fiestas ilegales, aunque sí una celebración en el vestíbulo de un inmueble con un grupo de 10 personas y un karaoke con unas 22 personas en su interior.

No ha sido necesario desalojar personas ni grupos que superaran el número permitido en la vía pública; tampoco se han localizado personas que tomaran alcohol en la vía pública. Los dispositivos estáticos de control, que se han realizado en distintas vías de la ciudad, "casi no han detectado personas que condujeran bajo los efectos del alcohol o de otras sustancias". En relación a las denuncias a locales, solo se ha detectado un local que no cumplía con el horario de cierre.