Críticos con el Govern

Los médicos de Catalunya exigen restricciones más "contundentes" para Nochevieja

  • El colectivo llama a "reducir drásticamente" la movilidad y auguran semanas de "mucha tensión"

  • La 'consellera' Budó defiende la acción del Govern, cuya gestión también recibe críticas del 'expresident' Torra

Montse, enfermera del Hospital de Sant Pau, en la planta hospitalaria con enfermos de covid-19.

Montse, enfermera del Hospital de Sant Pau, en la planta hospitalaria con enfermos de covid-19. / FERRAN NADEU

Se lee en minutos

El presidente del Colegio de Médicos de Barcelona (COMB), Jaume Padrós, ha exigido al Govern medidas "más contundentes y efectivas" para Nochevieja para reducir el impacto de la pandemia. "No lo entiendo. El número de contagios y de hospitalizaciones no para de crecer. Hay que reducir contacto ya!", ha señalado Padrós en un mensaje en las redes sociales. "De cara al Fin de Año pido reducir drásticamente la movilidad y a los ciudadanos máxima responsabilidad", ha apostado el presidente del COMB, reaccionando así a la decisión del Ejecutivo catalán de no endurecer las restricciones actuales.

"Todavía estamos a tiempo. Las medidas se tienen que tomar sí o sí. Los contagios van subiendo, los ingresos hospitalarios van subiendo. Y puede ser que la cepa británica corra por aquí. El Govern tiene que actuar", añadió Padrós en los micrófonos de RAC-1.

Mitjà: La tercela ola "se desbocará"

También se ha pronunciado sobre la decisión del Govern de no endurecer las medidas el infectólogo del Hospital Can Ruti de Badalona (Barcelona) Oriol Mitjà, que pronostica que la tercera ola del coronavirus "se desbocará para llegar a los picos de noviembre".

En su cuenta de Twitter, Mitjà considera "muy importante evitar las celebraciones de Fin de Año" y ha instado al 'conseller' de Interior, Miquel Sàmper, a "aprender de los errores". "No es suficiente la recomendación de 'evitar contactos sociales no imprescindibles en Fin de Año'", asegura el investigador, que añade que "en una situación grave el 'buenismo' no es una buena receta para el civismo y la salud pública".

"Con 14.000 casos semanales, Rt 1.2, y tres fines de semana consecutivos la tercera ola se desbocará para llegar a los picos de noviembre", pronostica Oriol Mitjà, que pide "determinación, transparencia y empatía para conseguir un compromiso social" que frene el avance de la pandemia.

Trilla augura "mucha tensión"

Otra voz crítica con la decisión del Govern es la de Antoni Trilla, jefe de Epidemiología del Hospital Clínic de Barcalona. Trilla esperaba un "endurecimiento" de las restricciones cara a la Nochevieja para hacerlas "más contundentes" ante una situación que ha calificado de "inestable". "Supongo que el Govern tiene más datos que yo", ha apuntado a modo de explicación.

Al igual que sus colegas, Trilla ha avisado de que es probable que después de las fiestas haya un aumento de casos y ha alertado de que las próximas dos semanas serán "de mucha tensión y mucha atención".

El rechazo de Torra y la defensa de Budó

En esa misma línea se pronunció ayer el expresidente de la Generalitat Quim Torra, que explicitó su discrepancia con el que hasta hace tres meses era su Govern, por no endurecer las restricciones durante estas fiestas para prevenir más contagios. También desde Twitter, Torra ha expresado su malestar con esta decisión: "Me sabe mal, pero no puedo compartirlo. Con la actual presión asistencial, son necesarias medidas de restricción social. Ahora no nos la podemos jugar. Especialmente el Fin de Año", ha advertido.

Te puede interesar

La 'consellera' de Presidència y portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha defendido este martes la decisión del Procicat, ya que considera que las medidas que la Generalitat tiene aplicadas actualmente para hacer frente a la crisis sanitaria del coronavirus ya son "muy drásticas"

Lo ha dicho en rueda de prensa telemática tras el Consell Executiu, al ser preguntada por las críticas de expertos que consideran que se deberían restringir las medidas, como avanzar el toque de queda de Nochevieja. Budó ha sostenido que Catalunya es la comunidad autónoma con las medidas más restrictivas y ha afirmado que el Procicat es la autoridad competente para tomar esta decisión y ha considerado que "son suficientes para afrontar la noche de fin de año".